Sonrisa perfecta, dientes más blancos

Tener una sonrisa espectacular, es mucho más que tener una rutina de cepillado correcta. Hoy día hay innumerables tratamientos odontológicos para conseguir tener unos dientes perfectos, pero son muy costosos y además algunos son invasivos y podrían dañar tu esmalte.

Por eso es recomendable conseguir una sonrisa perfectamente blanca a través de tratamientos caseros y naturales, que no tienen consecuencias negativas y puedes obtener excelentes resultados.

Antes de aplicar cualquier tratamiento, tienes que conocer por qué se manchan los dientes, así puedes prevenir consumir alimentos que a la larga van a dañar tu sonrisa.

Hay alimentos y bebidas que manchan los dientes y su consumo prolongado va dejando un color amarillento, totalmente anti estético. El café, el refresco, el té y el cigarrillo son los principales enemigos de una sonrisa blanca. Siempre que los consumas es bueno enjuagarse la boca para eliminar los restos de esos alimentos.

Uno de los remedios menos conocido, pero más efectivo para blanquear los dientes es utilizar la cáscara de banana; luego de lavarse los dientes frotas la parte interna de la cascara contra tu dentadura durante 2 minutos todos los días, en pocas semanas verás la diferencia. También puedes utilizar cáscaras da naranja.

El bicarbonato es uno de los blanqueadores más efectivos que existen, pero debes usarlo con precaución porque puede dañar el esmalte. Mezclas un poco de bicarbonato con agua tibia hasta formar una pasta y la aplicas en tu cepillo dental, cepillas tus dientes durante 2 minutos, este proceso lo puedes hacer cada 2 días durante dos semanas, no es recomendable hacerlo por más tiempo.

Otro uso que le puedes dar al bicarbonato es combinarlo con limón que también es un excelente blanqueador, esta fórmula es potenciada y más abrasiva que la anterior, por lo tanto, solo debes cepillar tus dientes durante 1 minuto y usarla solo 1 vez por semana.

También puedes usar agua oxigenada como aliada en el blanqueamiento de los dientes, mezclas 1 cucharada de agua oxigenada con una de agua común, mojas un algodón en la preparación y frotas tus dientes, no tragues la mezcla y luego enjuagas con abundante agua.

Un tratamiento muy novedoso y que ha tenido un enorme auge es el uso del carbón, muchos afirman que es muy efectivo y consiste el utilizar el carbón activado en polvo, colocarlo en el cepillo de dientes y frotar, aseguran que los resultados son inmediatos.

Todas estas recomendaciones nos ayudan a blanquear los dientes, pero siempre debemos tener una excelente higiene bucal para mantener una sonrisa perfecta.

Encuentra más tips de belleza en la guiá numero 1 en latina América http://mi-belleza.com/

¡Compártelo en tus Redes!