Las redes sociales como Instagram y Facebook afectan el autoestima de las mujeres

Un nuevo estudio encabezado por el psicólogo Martin Graff, de la Universidad de Gales del Sur (USW), señala que las mujeres que pasan más tiempo conectadas a las redes sociales muestran mayor insatisfacción con su propio cuerpo al compararse con las demás. La investigación puso la mira sobre aquellas mujeres que dedicaban más de 1 hora al día a revisar sus cuentas en plataformas como Instagram, Pinterest o Facebook.

Para el análisis fueron entrevistadas 100 mujeres que informaron cuáles eran sus hábitos de navegación en las redes sociales. Las participantes respondieron las interrogantes para evaluar hasta qué punto habían interiorizado los criterios de la opinión pública en relación al cuerpo perfecto. También se tomó en cuenta su nivel de preocupación sobre cómo los demás estimaban su aspecto. Otro de los elementos considerados fue la motivación que tenían para hacer ejercicios.

Los especialistas vincularon directamente el aumento del uso de las redes sociales con “relaciones no saludables con la imagen corporal”. Con este escenario surge la interrogante ¿son las redes sociales peligrosas para ellas?

De acuerdo al psicólogo ruso Serguéi Yenikolópov, quien lidera el departamento de psicología en el Centro de Investigación de Salud Mental, el estudio desarrollado en el Reino Unido no puede considerarse como un argumento para una teoría y concluir que las redes sociales son peligrosas.

las mujeres pueden usar las redes sociales por complejos¿Antes muerta que sencilla?

En una entrevista con NSN, Yenikolópov fue tajante al decir: “No hay peligro en esto, si quieren mirar, pues que miren”. Para el psicólogo “no menos nocivas resultan ser las revistas del corazón” que por lo general vienen con imágenes de actrices guapas que pueden “afectar a la autoestima”, debido a que las lectoras a menudo se comparan con ellas.

El profesional ruso detalló que la parte “no inteligente” de las mujeres inicia una suerte de competición con quienes aparecen en las revistas. A su juicio muchas compran ropa y se someten a cirugías plásticas, mientras que otro grupo de mujeres solo determina “que no son las más interesantes”. “Nada de esto representa un grave peligro, solo se trata de la comparación de uno mismo con los demás”, puntualizó.

A diferencia de las revistas o cualquier otro medio, el psicólogo señala que en las redes sociales este proceso ocurre más rápido y con una mayor intensidad. “Lo que ocurre es que se pueden intensificar los complejos, las mujeres pueden usar las redes sociales por complejos. Las personas normales no pasan mucho tiempo en las redes sociales”, precisó Yenikolópov. “Estas plataformas suelen ser utilizadas por personas que presentan algún tipo de ansiedad o son inseguras de sí mismas, lo que fomenta su ansiedad al navegar”.

¡Compártelo en tus Redes!