Cómo ahorrar en trámites legales y reclamar la plusvalía municipal por Internet

La contratación y pago de asesorías y abogados, así como la redacción de documentos y las visitas al ayuntamiento para solicitar las devoluciones por la plusvalía de bienes inmuebles urbanos, son procedimientos que hacen pensar a muchos propietarios españoles en si realmente vale la pena reclamar el impuesto o, simplemente, es mejor dejarlo pasar.

Esta reclamación se ha vuelto recurrente desde que el Tribunal Constitucional declarara sin lugar el impuesto de plusvalía municipal en los casos en los que la venta de una propiedad se haya efectuado por debajo del importe de la adquisición. Esta situación ha sido considerada un agravante para el contribuyente, viéndose la administración pública obligada a resarcir el daño como un derecho del ciudadano.

Herramienta online para reclamar la plusvalía

En España existen servicios digitales que se dedican a gestionar los recursos legales ante la administración pública. Estos servicios acompañan a la ciudadanía en un proceso que, por el camino tradicional, puede ser largo y caro. Este es el caso de Recurre Online, un servicio que facilita las acciones para reclamar plusvalía.

Esta web ofrece asesoría a la hora de realizar reclamaciones tributarias, tanto en lo que concierne a las plusvalías municipales como a las multas de tráfico y al cobro indebido de deudas por parte de la administración pública.

El usuario solo debe registrarse en la página y se ahorra la contratación de un abogado para redactar el documento de reclamación. El sistema se encarga de todo desde el momento en el que se rellena el formulario online, donde se exponen los detalles del caso. El expediente se estudia, se calcula la cifra a reclamar y se estima la viabilidad. A continuación, se puede consignar el escrito de rectificación y devolución ante el ayuntamiento donde se pagó el impuesto que es objeto de la reclamación.

La carpeta debe incluir el recibo de pago del impuesto, una acreditación de la pérdida económica del inmueble ocasionada por el traspaso y el informe de tasación en el que se compruebe la disminución de valor del terreno.

Seguimiento y recomendaciones

Aunque el hecho de realizar una reclamación, sin importar cuál sea la vía, no garantiza el éxito, los servicios digitales también pueden ofrecer ayuda para optar a un Recurso de Reposición ante el mismo organismo, o hacer una reclamación en el Tribunal Económico Administrativo municipal.

Tras agotarse la vía administrativa se puede proceder a la judicial, esperando que el Tribunal Superior de Justicia falle a favor del demandante, en consonancia con la sentencia del Tribunal Constitucional.

Solo los contribuyentes que hayan cedido inmuebles urbanos (ya sea por venta, donación o herencia) bajo pérdida del valor inicial, o sin beneficiarse económicamente, tienen derecho a reclamar la devolución.

Los expertos en este tipo de reclamaciones recomiendan cerciorarse de que no se haya cumplido el período de prescripción, que es de 4 años a partir de la fecha del traspaso del inmueble.

Aunque el objetivo de la nulidad constitucional del impuesto es evitar que el ciudadano común se vea afectado económicamente y que no llegue a pagar el importe, la primera recomendación es liquidar la tasa en efectivo y después efectuar la reclamación, con la intención de evitar las posibles sanciones.

¡Compártelo en tus Redes!