Normas comunitarias de Facebook

Muchos se preguntan cuál es la razón definitiva para que expulsen a un usuario para siempre de Facebook. Se piensa que con tan solo expresar una terrible opinión o concepto o simplemente por publicar un desnudo basta. Pero no, de hecho Facebook publicó un completo manual sobre este proceso.

Evidentemente que no se trata de una guía para que una persona la siga y logre la expulsión de la red social, aunque todo depende del ocio de cada quien. En sí contiene las normas comunitarias aplicadas por Facebook para lograr una “convivencia fluida” entre los usuarios, además de los parámetros que hacen que una cuenta se suspenda o se elimine por completo.

Publicar en FacebookEste documento es importante porque es la primera vez que la compañía de Mark Zuckerberg lo publica completo, ya que hasta ahora solo había normas generales que no explicaban mucho.

El documento cita en detalle cada uno de los elementos sensibles, que califican como “contenido inaceptable”, y que pueden hacer que alguien pierda su cuenta:

Cada enlace contiene un artículo escrito por Facebook, donde se define con mucho detalle qué es lo que la red social entiende como lenguaje que incita al odio o un desnudo de carácter sexual.  La fotografía de una madre dando pecho a su bebé, por supuesto, no es tomada como un contenido censurable, aunque antes sí lo era.

 Entonces… ¿publico ya una foto porno?

Si lo que buscas es hacer enojar a los padres creadores de Facebook, un sencillo desnudo no bastará. Puedes entrar a cualquier página porno, hacer un screenshot o print de pantalla y subirlo a tu muro y, aun así, no eliminarán tu página. Cuando subes una foto inapropiada a tu perfil, los algoritmos de la red social al bloquean automáticamente y solo tú puedes verla. Facebook cita lo siguiente:

“Las consecuencias de infringir nuestras normas comunitarias varían en función de la gravedad de la infracción y del historial de la persona en Facebook. Por ejemplo, la primera vez que una persona infrinja las normas, podemos enviarle una advertencia, pero si continúa infringiendo las políticas, podemos restringir su capacidad para publicar en Facebook o inhabilitar su perfil. También podemos avisar a las autoridades locales si creemos que existe riesgo de daños físicos o amenazas directas a la seguridad pública”.

Facebook pide revisar publicación
Muestra de la notificación que recibe el usuario sobre contenido restringido.

Y no son solo los bots, sino que un gran ejército de al menos 7.500 moderadores se mantiene en constante vigilancia las 24 horas del día, examinando los elementos publicados. Pero la mejor forma de que un contenido inapropiado llegue a ojos de los moderadores es denunciándolo. Esta clase de publicaciones impropias pueden ser denunciadas por cualquiera de tus amigos o quien tenga acceso a ellas (dependiendo de la configuración de privacidad).

Derecho de apelación

En primer lugar, como señala el propio Facebook, el usuario recibe una notificación de alerta cuando se detecta un contenido inadecuado. Pero, a partir de ahora, se incorporó una novedad, y es que un usuario puede solicitar que un supervisor humano revise nuevamente la publicación en cuestión si cree que la sanción fue injusta. El proceso de revisión tarda alrededor de 24 horas. Aunque, de momento, no ha sido extendido a los usuarios, pues lo acaban de anunciar.

Definitivamente Facebook no se arreglará de un día para otro gracias a estas normas, pero definitivamente son un inicio para saber qué es sancionable y qué no lo es.

¡Compártelo en tus Redes!