Cuando Apple pensó en la estrategia de venta que seguiría con su iPhone SE, acertó calculando que éste sería el único celular del panorama actual que pudiese considerarse de alta gama a pesar de no tener más de cuatro pulgadas de pantalla. Los teléfonos de la competencia que cuentan con este tamaño están considerados de gama media en general, sobre todo los de Android. La razón de esto es sencilla: la mayoría de usuarios que buscan un teléfono con altas especificaciones desean una pantalla grande. ¿Pero qué ocurre con los que no?

Para muchos usuarios, el hecho de tener que llevar en la mano un terminal que no pueden agarrar al completo les resulta incómodo, lo cual no significa que no quieran unas mínimas características en su celular. Por ello, el iPhone SE se presenta como la alternativa ideal a los dispositivos más modernos y grandes. En el caso que estés decidido a comprarlo, haz clic aquí y podrás adquirirlo con T-Mobile al mejor precio y compáralo con el resto de dispositivos Apple.

A grandes rasgos, lo que podremos encontrar en dicho teléfono de 123,8 x 58,6 x 7,6 mm y 113 gr de peso, es una pantalla IPS LCD de cuatro pulgadas que resulta idónea para navegar por internet y ver vídeos en alta resolución. Sus 640 x 1136 píxeles (326 ppp) superan la mayoría de dispositivos de gama media-alta del mercado, al igual que su cámara delantera de 12 MP capaz de grabar vídeos en resolución 4K. El Sony Xperia X Compact, por ejemplo, pretende ser un teléfono con características similares, pero su pantalla de 4,6 pulgadas cuenta con 1280 x 720 píxeles (320 ppp).

Sin embargo, la cámara principal del Xperia puede defenderse con éxito frente a la del iPhone, debido a sus envidiables 23 MP. Aun así, el sistema operativo Android 6 y su mejorable procesador Qualcomm Snapdragon 650 ralentizan las funciones del celular. El de Apple, que cuenta con el iOS 9.3 y el procesador SoC A9, tiene una velocidad de navegación magnífica y múltiples funciones favorecidas, como pueden ser sus cámaras.

El BQ Aquaris M4.5, con una pantalla de 4,5 pulgadas y 960 x 540 píxeles (245 ppp), se muestra también en clara desventaja. Aunque su batería es ligeramente más duradera, su cámara de 8 MP es muy inferior, al igual que su procesador MediaTek MT6735M. El Samsung Galaxy S5 Mini se encontraría entre el último y el mencionado Xperia, con especificaciones parecidas y una pantalla de 4,5 pulgadas.

Por último, encontramos el Motorola Moto E4G, un terminal de gama baja-media con características pobres, como una cámara de 5 MP o una pantalla de también 4.5 pulgadas con 960 x 540 píxeles (245 ppp). En conclusión, no hay smartphone que iguale todas las ventajas del iPhone SE si buscamos en la gama media-alta, por lo que hay que admitir que de nuevo la compañía de la manzana acertó y cumplió con las expectativas de sus seguidores.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir