Finalmente la compañía surcoreana Samsung anunció los resultados de su investigación sobre la causa verdadera que provocó el incendio de los teléfonos Galaxy Note 7.

La culpa fue de la batería, no del diseño del teléfono. La empresa utilizó dos diferentes modelos de batería y ambos presentaron fallas.

Los medios internacionales registraron diferentes casos en donde los usuarios denunciaban la grave y peligrosa falla del aparato, al punto que llegó a prohibirse su ingreso en aviones. Algunos Galaxy Note 7 se incendiaron mientras estaban cargando, otros simplemente se rodeaban de humo luego de instalar WhatsApp para Samsung o utilizar aplicaciones como Facebook y Twitter. No se observó ningún patrón que determinara el momento o la causa de tal error, solo se presentaba de forma espontánea.

Luego de varios meses de que Samsung retirara del mercado el Galaxy Note 7 a raíz de lo ocurrido, la empresa emitió una respuesta oficial de lo que originó la falla en el dispositivo móvil.

¿Por qué se incendiaban los Galaxy Note 7?

En el informe, Samsung asegura haber utilizado para producir el terminal dos modelos de batería procedentes de distintos fabricantes; ambos poseían unidades imperfectas propensas a recalentarse e incendiarse.

La batería modelo “A” presentaba un defecto en su esquina superior derecha que ocasionaba que se doblara, resultando en la quebradura del material que aislaba el electrodo negativo del positivo. Al ocurrir eso los electrodos entraban en contacto y se producía un cortocircuito que incendiaba el teléfono.

Por otro lado, la batería modelo “B” que fuera fabricada por una compañía totalmente distinta, tenía un diseño perfecto para el terminal, asegura Samsung. Sin embargo, por el afán de cumplir, el proveedor aceleró la producción de la batería al punto de sacarlas defectuosas y generando también cortocircuitos.

Para llegar a esa conclusión, un grupo conformado por 700 técnicos examinaron 200 mil unidades del Galaxy Note 7 además de 30 mil baterías adicionales.

El presidente de Samsung Electronics America, Tim Baxter, afirmó en un reportaje para la revista ‘Recode’:

“Creemos que si no fuera por ese problema de fabricación (de la batería “B”), el Note 7 todavía estaría en el mercado”.

¡Compártelo en tus Redes!