El impacto del Big Data en la nueva forma de hacer negocios

La educación y la tecnología son 2 áreas del conocimiento humano que tradicionalmente van de la mano. Las innovaciones han evolucionado de generación en generación, por lo que se hace imprescindible transmitir las nuevas técnicas desarrolladas a partir del mundo digital.

La difusión de información se ha realizado en dos frentes: en el mundo online y el offline.

En el primero, Internet ha jugado un papel fundamental como plataforma para llegar a la mayor cantidad de personas posible. En el segundo, los centros de estudios siguen incrementando la oferta académica para la actualización de conocimientos.

La preparación del recurso humano en este campo es una necesidad ante la llegada de nuevas áreas de trabajo, como el Big Data, blockchain, Business Intelligent, Industria 4.0, las empresas fintech (finance and technology), y el análisis de datos, entre otras.

Cada una de estas áreas tiene actualmente una alta demanda de profesionales capacitados, que deben afrontar los desafíos ante el desarrollo de nuevas formas de hacer negocios.

Una de estas propuestas es la que ofrece IUTA – Instituto Universitario de Tecnología Aplicada, que desde su portal iuta.education aporta toda la información necesaria para que cualquier persona pueda empezar su carrera profesional en campos como el Data Science o el Big Data.

Sobre este último punto, el centro de estudios calcula que en España existen al menos 350.000 puestos de trabajo que aún no han sido cubiertos, debido a la falta de candidatos con competencias necesarias para los puestos.

“El Big Data es un sector que se encuentra en expansión. El análisis de datos requiere profesionales cualificados que, no obstante, no pueden encontrarse con facilidad en el país. Las empresas se han dado cuenta de que el Big Data es lo que marca la diferencia en la economía digital”, puntualiza el Instituto Universitario.

Ámbito empresarial

Las corporaciones cada vez invierten más recursos para estar al día en cuanto a esta rama del análisis de datos. De hecho, un 60% de las empresas toman decisiones basadas en las herramientas del Big Data.

Según una encuesta realizada por Accenture y citada por el centro de estudios, el 74% de los ejecutivos opinaron que el Big Data es imprescindible para conseguir la transformación digital de un negocio.

En España hay actualmente más de 300 empresas que se dedican a este sector y que ofrecen sus servicios a compañías de diferentes ámbitos. Las industrias que más provecho han sacado del análisis de datos son telecomunicaciones, el financiero, las empresas de energía, las aseguradoras y empresas como Amazon o e-Bay.

La oferta académica, desarrollada en conjunto por la Universidad de Alcalá e IMF Business School, desea incentivar programas en todas estas áreas para que las compañías puedan aplicar nuevas formas de hacer negocios.

Las corporaciones son conscientes de que la información que pueda aportar el Big Data ayudará a entender mejor el mercado y su comportamiento, lo que puede abrir las puertas para diseñar nuevas estrategias de posicionamiento, de marketing y de inversión.

La nueva economía

La economía digital, o la también llamada economía web, ha llegado para quedarse con un amplio abanico de opciones para invertir y establecer nuevas reglas de juego. La economía en esta rama se basa en la tecnología digital y en todas las actividades que se derivan de ella.

Es decir, todo lo relacionado con el comercio electrónico, el desarrollo de aplicaciones para dispositivos móviles, servicios financieros online, marketing digital o educación a distancia. Se trata de un universo de posibilidades que las empresas han mirado más de cerca para sumarse a la ola de la innovación.

Uno de los autores de referencia sobre el mundo económico en la red es Don Tapscott. El investigador ha establecido 12 temas que abarca la economía digital. En lo alto de la lista está el conocimiento, que representa la materia prima más valiosa en todas las actividades humanas.

El científico explica que esta nueva forma de economía se basa en el conocimiento, la información y en las habilidades que pueda tener una persona para añadir valor. Es decir, la ventaja no pertenece de forma exclusiva a quien maneja el capital, sino que radica en las personas que saben cómo (know-how) deben ejecutarse los procesos.

Al ser digital, los procesos para manejar la información son más fáciles, lo que representa otro punto a favor, pues los datos pueden ser enviados en tiempo real a través de las redes de comunicación.

El sector más predominante en este nuevo universo es el de los medios de comunicación, donde se ha producido una convergencia entre diversas industrias, como la de la computación, las comunicaciones y los generadores de contenido.

Ante esta avalancha de datos y nuevos métodos de trabajo, lo más importante es mantenerse actualizados con las innovaciones.

¡Compártelo en tus Redes!