El trabajo del mañana aún no se ha inventado

Tienen un apelativo propio: STEM, y son los profesionales del futuro. Las siglas se corresponden con Science (Ciencia), Technology (Tecnología), Engineering (Ingeniería) y Mathematic (Matemáticas). Según los expertos, España adolecerá de estos perfiles especializados en pocos años a tener de los datos de matriculación y demanda de estas especialidades.

Frente a estos datos, los que ofrecen las consultoras. Los perfiles relacionados con la transformación digital son los más demandados por las empresas. Para las consultoras, esta anacronía vuelve a situar a España por detrás de los países más desarrollados y punteros en el desarrollo empresarial de las compañías del futuro.

En los últimos años, el número de alumnos matriculados en los STEM han disminuido en más de 65.000 estudiantes. Las perspectivas, a su vez, indican que la sangría continúa: en 2021 se esperan que los estudiantes del conjunto de campos relacionados con la transformación digital no superen los 58.000 alumnos, según un reciente estudio de la consultora Randstad.

Del Ranking de Universidades de Shanhai, uno de los más reconocidos a nivel mundial, hay que descender más allá del 200 para encontrar a la primera universidad española que apueste por una formación en competencias, tal y como demandan las grandes empresas.

Desde los organismos oficiales justifican esta realidad poniendo el foco en el descenso de la natalidad, lo que merma el número de potenciales profesiones. Los expertos en demografía avisan de que en un par de generaciones, el número de potenciales profesionales se comenzará a notar.

Las empresas y colectivos educativos insisten, por su parte, en el escaso fomento de estos saberes en los primeros años de educación. Insisten, además, que la poca materia que se imparte sobre ello se muestra de una forma poco atractiva para el alumnado, que no siente interés por campos de gran proyección futura.

Tal y como recoge Randstad en su estudio, no existe marcha atrás. El proceso es imparable. De ahí que cada vez más empresas opten por formar a sus empleados mediante formaciones de posgrados como los máster en big data Madrid. El master arquitectura big data ahonda en la construcción crítica de modelos de información y conocimiento empresarial, claves para las empresas del futuro. El máster de big data online abre las puertas a conocer realmente la proyección de los datos para la gestión empresarial.

El Máster en Arquitectura y Tecnología Big Data forma a los profesionales que diseñan, despliegan y mantienen infraestructuras y aplicaciones de procesamiento de datos escalables. El Máster en Arquitectura y Tecnología Big Data se orienta a profesionales usando una metodología Flipped Classroom (Clase Invertida) que permite realizar el estudio de modo Semipresencial o completamente online, permitiendo la creación de expertos con uno de los perfiles profesionales más demandados actualmente.

Perfiles altamente cualificados

Así denomina el estudio de Randstand a los empleos del futuro que aún no se han creado. La consultora estima que en los próximos cinco años se crearán más de 1.250.000 empleos relacionados con las cuatro áreas STEM.

Del mismo modo que la producción industrial conlleva la gestión de industrias secundarias que la soportan, el desarrollo de lo digital aplicado en la empresa generará un importante impacto indirecto con la creación de más de 150.000 empleos indirectos.

Este tipo de perfiles se corresponde mayoritariamente con gestores de transformación digital, esto es, perfiles cualificados que difícilmente se pueden sustituir por el hacer de un robot. En cambio, aquellas tareas que sean automatizables sufrirán una auténtica conversión.

Ante esta realidad, las consultoras insisten en la necesidad de encontrar una especialización y reciclar los conocimientos técnicos a fin de que cuando la auténtica revolución industrial (la cuarta de nuestra historia) se produzca, el tejido profesional pueda suplir la necesidad de esos perfiles cualificados que gestionen la robotización de la producción.

Algunos de los empleos del mañana

Según una encuesta realizada a diversos tecnólogos, y responsables de selección, los puestos de trabajo del mañana aún hoy no se han creado o su creación es muy reciente.

Tal es el caso del asistente personal. La Economía Colaborativa ha creado una nueva figura: el asistente personal. Una persona que se contrata para que realice algunas tareas que se consideran externalizar. Este campo se ampliará más allá del ámbito doméstico, donde mayor recorrido ha demostrado hasta la fecha.

Otro caso similar es el relacionado con la biotecnología. La transversalidad de las aplicaciones tecnológicas abre campos interesantes de especialización que recuerdan a los humanistas del renacimiento.

En un tercer estadio se mantienen las profesiones que se digitalizarán, como creativos o educadores. La formación online aún está en pleno desarrollo, insisten los tecnólogos. El futuro aún está por llegar.

¡Compártelo en tus Redes!