El éxito de Xiaomi en España y todo lo que debes saber sobre la marca

La marca de Xiaomi se ha dado a conocer en todo el mundo como uno de los mayores fabricantes de tecnología, y no es de extrañar. Es una marca que no ha dejado de cumplir sus objetivos y que está marcada por un crecimiento constante. A pesar de que la marca asiática es muy joven y solo vendió equipos en su continente por algunos años, ahora es posible encontrar a Xiaomi en España con una amplia variedad de dispositivos que presumen buenas prestaciones.

La marca comenzó su recorrido en 2010, pero fue hasta 2011 que anunciaron su primer equipo. El Xiaomi Mi One fue su primer dispositivo que salió a la venta. El equipo tenía buenas características, pero la razón por la que llamó mucho la atención fue el sistema operativo llamado MIUI. En aquel entonces sólo se podían encontrar dos ROMs (versiones alternativas) de Android que fueran populares, CyanogenMod y MIUI.

El fabricante tomó una de las ROMs más populares del momento y la convirtió en su sistema operativo, siendo esta una de las mejores decisiones que pudieron haber tomado, aunque no la más importante. La mejor decisión que tomaron los ejecutivos de la marca fue ofrecer sus equipos a precios de derribo en una época en la que obtener un smartphone con prestaciones de gama alta representaba una gran suma que no muchas personas se podrían permitir.

Los años seguían pasando y la marca seguía mejorando su disponibilidad, continuando su camino con la misma idea de ofrecer equipos de calidad a precios reducidos. Esta idea sigue siendo uno de los factores más importantes por los que Xiaomi sigue creciendo.

La gran expansión de Xiaomi y su salida al mercado internacional

Después de un par de años Xiaomi se había convertido en una de las marcas de referencia en China y en una de las opciones favoritas de los importadores de dispositivos. Los móviles de Xiaomi seguían abriéndose camino gracias a sus características y a sus precios tan reducidos, ya que, para muchos, la cartera es el factor más importante al momento de tomar una decisión sobre qué equipo comprar.

La expansión de Xiaomi había comenzado, pero encargarse de una distribución global no es un trabajo sencillo, requiriendo una gran capital y una estrategia comercial que se adapte a cada cultura o a cada país. Afortunadamente el fabricante contó con la ayuda de Hugo Barra, uno de los mayores responsables del crecimiento de Android y un nombre con mucha importancia dentro de Google, ya que él fue contratado por Xiaomi para ocupar el puesto de vicepresidente de su división internacional.

Barra tenía el objetivo de preparar la expansión de la marca a un mercado internacional trabajando en un plan a largo plazo. Su plan se ha ido cumpliendo poco a poco y hoy el fabricante ya vende equipos de forma oficial en más de 19 países, entre los que se encuentran China, Malasia, Taiwán, la India, Singapur, Filipinas, Bangladesh, Grecia, Polonia, Corea del Sur, Vietnam, Estados Unidos, México, Rusia, Egipto y, desde hace unos meses, España.

Hugo dejó a Xiaomi para ser vicepresidente del departamento de Realidad Virtual de Facebook, pero antes de irse dejó los planes para la llegada de la marca a España y su expansión por otros países de la Unión Europea.

MIUI 9 y su importancia en el mercado internacional

El sistema operativo de los equipos de Xiaomi es una de las razones por la que los usuarios piensan en estos equipos como una buena adquisición, por lo que no fue ninguna coincidencia que el anunció del lanzamiento de la nueva versión (MIUI 9) se anunciará a nivel global para el 2 de noviembre de 2017, el mismo día de la llegada del fabricante a España.

En la actualidad es posible encontrar muchas capas de personalización de Android en los equipos de grandes fabricantes, como es el caso de HTC Sense, Samsung Experience y Emui (Huawei), pero MIUI ha sabido capturar a los usuarios al estar inspirada en iOS y al agregar funcionalidades muy interesantes a su capa de Android.

Durante muchos años MIUI no era una opción muy llamativa para los usuarios fuera de China, ya que la capa de personalización estaba muy centrada en el mercado chino y todas sus aplicaciones estaban destinadas a dicho mercado. Además, solo estaba disponible en chino e inglés y no incluía las aplicaciones de Google (incluyendo Google Play) de forma oficial y aunque se podrían instalar de forma no oficial, no era una opción si el usuario quería salir de china.

Para solucionar los problemas de MIUI y adaptarlo mejor a un mercado global, Xiaomi lanzó una versión llamada MIUI Global, que tiene soporte para varios idiomas (incluyendo español) y soporta Android de forma nativa. También se eliminaron todas las aplicaciones que sólo se usan en China y se agregó Google Play de forma oficial. La única desventaja de esta versión global es que tiene un ritmo de actualización más lento en comparación con la versión de China, pero el fabricante sigue trabajando para acelerar este proceso.

Publicidad para mejorar la imagen de la marca

Durante un par de décadas los productos chinos tenían la fama de ser productos baratos y de pésima calidad. Los fabricantes chinos, especialmente los fabricantes de tecnología, lo saben muy bien y trabajan en campañas publicitarias para dar a conocer su marca y para inspirar confianza en los usuarios.

Lo cierto es que Xiaomi no es el primero en llegar, por lo que su reto fue más sencillo. Huawei fue la primera marca china que se abrió a un mercado internacional y que invirtió grandes cantidades de dinero para que los usuarios tuvieran claro que los fabricantes chinos pueden ofrecer mucho más que imitaciones baratas.

¡Compártelo en tus Redes!