¿Te dura muy poco la batería de tu Nintendo Switch? Estos trucos te servirán

Uno de los aspectos que ha generado mayor interés en la Nintendo Switch es la posibilidad de ser una consola tanto de sobremesa como portátil… y su utilización en esta última modalidad es algo que siempre desearemos disfrutar de la mano de un buen tiempo de autonomía, que su batería no se descargue tan rápido cuando salimos de casa.

Pues bien, la finalidad de este artículo es precisamente explicarte cómo prolongar la duración de la batería de la Nintendo Switch, para lo cual hemos recopilado algunos trucos y recomendaciones que pueden ser de gran utilidad.

Cada día son más los aficionados a los videojuegos que adquieren esta consola híbrida, sin duda un éxito en ventas en Europa y América, pero está claro que a muchos les gustaría jugar durante más tiempo antes de necesitar recargarla. Si bien es cierto que la autonomía de la Nintendo Switch puede alcanzar las 6 horas, en juegos de más exigencia como The Legend of Zelda: Breath of The Wild no logra llegar a las 3 horas, lo que significa un tiempo bastante limitado.

Así entonces, la idea es conocer cómo ahorrar energía usando la Nintendo Switch, sin embargo, es probable que no puedas aplicar todas nuestras recomendaciones, pues tiende a desmejorarse la experiencia. Por ello, presta mayor atención a esta primera recomendación:

Usa una batería externa

Algunas configuraciones de la Nintendo Switch podrán servirte para prolongar el tiempo de la batería, pero no tanto como para sorprenderte. Para extender el uso portátil de la Nintendo Switch sin tener que sacrificar la experiencia de usuario, debes considerar adquirir una buena batería externa también conocida como power bank.

La Nintendo Switch cuenta con un puerto de carga USB Tipo-C estándar, por lo que te servirán la mayoría de baterías externas que se utilizan con los teléfonos móviles. Eso sí, necesitas comprar un power bank de alta capacidad y calidad, porque la consola de Nintendo consume mucha más energía que un ‘smartphone’ convencional.

Configura la pantalla

El elemento que más energía gasta en un dispositivo móvil es la pantalla. Por lo tanto, el ajuste del brillo de la pantalla en la Nintendo Switch es un buen método para incrementar el tiempo de la batería.

Ingresa a “Configuración de la consola”, selecciona “Brillo de la pantalla“, desactiva el brillo automático y baja el nivel de brillo a un punto mínimo de tal forma que te permita seguir viendo la imagen para jugar cómodamente.

Otra interesante alternativa es hacer que la consola entre en ‘modo reposo‘ y su pantalla se apague mientras no la estés utilizando. Esta función se activa por defecto tras 10 minutos de inactividad, pero puedes ingresar igualmente a “Configuración de la consola” y allí seleccionar “Modo de espera” para programar el reposo luego de 1 minuto sin jugar.

Desactiva el Wi-Fi y la vibración

Este método para ahorrar batería en la Nintendo Switch está basado en la desactivación de las redes inalámbricas que no utilices, particularmente el Wi-Fi. El problema, obvio, es la imposibilidad de aprovechar algunas funciones de la consola que requieran conexión a Internet. En “Configuración de la consola” dirígete a “Modo avión” y actívalo.

Otra forma de aumentar el tiempo de la batería es desactivando la vibración de los mandos o controles. Desde la misma “Configuración de la consola” selecciona el apartado “Mandos y sensores” y luego “Vibración de los mandos” para que esta función quede inhabilitada.

Finalmente, puedes utilizar auriculares en vez de los altavoces, o bajar el volumen para que la batería de tu Nintendo Switch te dure un poco más. De todas formas, el sonido hace parte de una satisfactoria experiencia de juego y será mucho mejor con unos buenos auriculares que con los altavoces que incorpora la consola de Nintendo.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir