Científicos le dieron curiosidad a la Inteligencia Artificial y esto fue lo que ocurrió

La inteligencia artificial ha avanzado hasta sorprender a la humanidad. Pero a pesar de las múltiples aplicaciones que nos facilitan la vida, carece de un elemento básico: la curiosidad.

Científicos le dieron curiosidad a la Inteligencia Artificial y esto fue lo que ocurrió

La compañía de investigación OpenAI, un laboratorio del físico y magnate Elon Musk que se encarga de desarrollar y promover inteligencia artificial amigable (AI, por sus siglas en inglés), está abonando el terreno del aprendizaje impulsado por curiosidad. Según un estudio publicado por la propia empresa, algunos modelos de AI pueden desarrollar y aprender ciertas habilidades.

El grupo de expertos, con la colaboración de científicos de la Universidad de California y la Universidad de Edimburgo, exploró la forma de añadir una especie de sentido de la curiosidad a los motores de la inteligencia artificial. En resumen, durante su experimento descubrieron cómo lograr que la AI ejecute una acción sin habérsela ordenado, tal y como informó el portal Next Web.

La idea de esto es conseguir verdadera máquinas mucho más autónomas que exploren tareas y acciones sin tener que recibir recompensas codificadas por seres humanos, destaca el medio. Básicamente son muchas las aplicaciones que esto podría tener en el desarrollo de robots de rescate o de exploración espacial.

¿Qué hacer para que la IA sea curiosa?

Los investigadores se toparon con resultados sorprendentes durante las etapas del estudio. Con tan solo integrar la definición de curiosidad, los motores de la inteligencia artificial fueron capaces de desarrollar la habilidad de explorar entornos, como videojuegos. Y algo muy particular fue que no pudo parar de ver televisión. La definición de curiosidad que OpenAI añadió al algoritmo fue bastante sencilla: predecir el entorno futuro.

Equipada con la curiosidad en su algoritmo, la inteligencia artificial demostró gran habilidad para examinar unos 50 videojuegos en todos sus niveles. Pero no solo eso, incluso ganó en algunos. Podría decirse que uno de sus “favoritos” fue Súper Mario Bros, un juego en el que hay que avanzar en diferentes mundos, porque mostró mucho interés.

¿Qué tiene de especial la televisión?

Harri Edwards, uno de los investigadores de OpenAi, dijo al portal Quartz que se les ocurrió la idea de hacer que la inteligencia artificial viera televisión a partir de “el problema de la televisión ruidosa”, un conocido experimento mental. Hay que destacar que la estática en una televisión es algo raro y que sería más raro aún que un motor de inteligencia artificial pudiera predecir lo que pasará a continuación. No obstante, los investigadores indicaron que la AI equipada con el algoritmo “curioso” fue capaz de alejarse de la televisión, pero solo cuando había otra cosa más interesante en su entorno.

¡Compártelo con tus amigos!