Cómo configurar la genial función de autodestrucción de correos en Gmail

Cómo configurar la genial función de autodestrucción de correos en Gmail

Muchas veces desistimos de usar nuestro correo electrónico debido a la cantidad de mensajes que tenemos acumulados en la bandeja de entrada. Para evitar esa saturación, Google trajo una nueva herramienta y, con su último rediseño, será más fácil limpiarla. Se trata de correos electrónicos que se autoeliminan.

No es una idea nueva ni mucho menos revolucionaria, pues muchos clientes de correo ya habían incorporado la función a sus bandejas. La bueno noticia es que logrará llegar de forma nativa a Gmail, que es usado por alrededor de 1.400 millones de personas al día. A continuación, algunos de los detalles más relevantes de esta nueva función:

Cómo funciona

Una vez que tengas el nuevo diseño en tu cuenta de Gmail, tan solo debes abrir un nuevo mensaje de la forma en que lo haces habitualmente. A la derecha del botón de azul de enviar verás los íconos de adjuntar fotos o enlaces al correo, al final encontrarás uno nuevo con forma de candado con un reloj.

abrir un nuevo mensaje de la forma en que lo haces habitualmenteAl hacer click sobre este nuevo ícono entrarás inmediatamente a un menú que te llevará al modo confidencial. Bajo esta forma hay dos opciones.

  • La primera opción es la de proteger tu correo con una contraseña generada por Gmail de manera aleatoria, que, a su vez, se envía por mensaje de texto al destinatario. Si esa persona quiere leer el correo, deberá ingresar la contraseña.
  • Por otro lado puedes establecer una fecha de caducidad para tu correo, con intervalos de un día hasta los cinco años. Cuando pase el lapso establecido, el correo desaparecerá de la bandeja de entrada del destinatario, pero se conservará en tu carpeta de enviados.

Qué ve el destinatario

El destinatario recibirá y verá el correo de la forma tradicional, pero en la parte inferior podrá leer un aviso con la fecha de caducidad (la que tú determinaste). Cuando pase ese período de tiempo, entonces desaparecerá de la bandeja de entrada.

en la parte inferior podrá leer un aviso con la fecha de caducidadAunque el destinatario quiera, no podrá acceder nuevamente al correo después de la fecha límite, a menos que el remitente lo localice en su equipo y lo restablezca. Pero otra de las opciones también deja revocar el acceso al mensaje. Al hacerlo, el mismo desaparecerá de forma inmediata de la bandeja de entrada de quien lo recibió, aun cuando la fecha de caducidad no haya concluido.

Una cuestión de buenos modales

Esta función es muy útil, pues la mayoría de los correos que se envían a diario, a menos que sean una carta de amor, pierden validez. Entonces quedan estorbando en la bandeja otro.

Desde invitaciones a eventos, correos de trabajo como presupuestos o memos para organizar una reunión… Todo lo que se envía tiene una fecha de caducidad, y su uso es nulo después de un determinado tiempo. Entonces esta nueva herramienta, que además tiene marcadas ventajas de confidencialidad, es prácticamente una norma de buenos modales, pues elimina lo innecesario de la bandeja de entrada de los demás.

elimina lo innecesario de la bandeja de entrada de los demásAunque el único detalle que tiene, de momento, es que si el destinatario ve el correo en un móvil sin tener la app de Gmail instalada le enviará a una ventana del navegador, que resulta exageradamente incómodo para muchos. Pero del resto, funciona muy bien y, además, tiene muchos aspectos llamativos.

Probablemente corras a Gmail a probar esta nueva función, pero no la encuentres. No te impacientes, el servicio está activando su rediseño de a poco. En algunos casos habrá que esperar unos cuantos días.

¡Compártelo con tus amigos!