La muerte de Ray Tomlinson, creador del correo electrónico, ha ocasionado que muchos también den por sentenciado a este popular sistema de mensajería electrónica.

¿Cuándo morirá el correo electrónico?

Aunque este invento ha sido utilizado por millones de personas, cabe destacar que ha habido un gran abuso de esta herramienta. Dave Lee un especialista en tecnología considera que el correo ocasiona sentimientos enfrentados, ya que es preocupante recibir muchos correos como no recibir ninguno.

Parte de nuestra vida

El email se ha viralizado tanto en nuestras vidas que solo menos del 10% sabe cómo utilizarlo de manera óptima.

Dado que BlackBerry ha introducido los correos en sus teléfonos móviles ha incitado a que se infiltren en nuestras vidas, ocasionando mucha ansiedad.

Estudios realizados  a personas durante 2014, a las que se les solicitaban no revisar sus correos electrónicos, han arrojado una reducción en sus ritmos cardíacos beneficiados por la supresión de la ansiedad que era generada por los correos electrónicos.

¿Porque las empresas prohíben correos?

Algunas empresas han restringido el flujo de email. La fábrica de automóviles Daimler impide que sus empleados reciban mensajes mientras vacacionan.

Aunque muchos ya lo ven por sentenciado y casi extinto, aún no hemos podido encontrar un sustituto idóneo.

Es por eso, que mientras el mundo de la tecnología llora la muerte de un ícono, es sin duda el momento ideal para apreciar su gran trabajo, el cual convirtió al @ en todo un símbolo que hoy en día es utilizado por millones de personas en todo el mundo.

Una pregunta que debemos hacernos, es ¿debemos abandonar el correo electrónico para siempre?, ya que aunque plataformas como Slack y Facebook han buscado atraer la atención de sus clientes, muchas personas prefieren optar hoy en día por el email como método de almacenaje para su entorno laboral.

Ray Tomlinson

Es por ese motivo que nos remontamos al año 1971, en donde esta innovadora idea fue forjada y la cual ya lleva 45 años en un mundo en donde solo los grandes sobreviven, y en el cual sus signos vitales, a casi medio siglo de su creación sigue intacto.

¡Compártelo en tus Redes!