YouTube tiene un potencial inmenso. Se suben más de 72 horas de vídeo al minuto. Es la plataforma que reina en el mundo de los contenidos audiovisuales, pero pese a ser referente en el sector, buscar un punto de inflexión que le coloque en otro status. Y la tecnología de «streaming», que ya ha explorado, puede servir de base para construir un nuevo concepto.

Según desvela «The Wall Street Journal», que citan informes internos de la compañía americana, la plataforma filial de Alphabet -anteriormente Google-trabaja para lanzar en 2016 un servicio de televisión y «streaming» de películas de terceros, lo que le coloraría al nivel de otras plataformas como Netflix, Hulu o Wuaki.

Para lograrlo, YouTube intentará en asegurar los derechos de distribución de los contenidos audiovisuales. El objetivo es lograr la adquisición de un catálogo de títulos exclusivos que le diferencie de sus rivales. «Está centrado en material nuevo», relatan las fuentes al rotativo americano.

En cualquier caso, YouTube lleva tiempo intentando hacerse un hueco en los servicios de pago por contenidos. Recientemente, anunció la llegada de YouTube Red, un servicio premium para eliminar las inserciones publicitarias. Cada vez más, la compañía está dispuesta a adentrarse en este modelo de suscripción. Por esta razón, estos contenidos disponibles se ofrecerían en este servicio, cuya sucripción es de 9.99 dólares mensuales.

«Los programas o películas podrán ser escuchados en exclusiva en YouTube Red o podrían ser distribuido a través de canales tradicionales como salas de cine, televisión por cable o versiones DVD», aseguran fuentes de la compañía.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir