Windows 10 incluye una nueva función llamada Wi-Fi Sense, que está inquietando a algunas personas.

La función permite a tus amigos conectarse a tu red inalámbrica sin necesidad de darles tu contraseña. Al mismo tiempo puedes usar Wi-Fi Sense para conectar tu PC con Windows 10 a las redes de tus amigos sin tener que saber la de ellos.

Aunque puede sonar intrusiva cuenta con aspectos que te darán control sobre tu red, siempre y cuando los conozcas. Estos son los aspectos positivos y negativos de la función:

Por qué Wi-Fi Sense es segura

Microsoft activa Wi-Fi Sense por defecto en Windows 10, pero no comparte tus redes de inmediato. Tienes que elegir compartir tu red Wi-Fi al hacer clic en una casilla que indica: “Compartir mi red con mis contactos”.

Cuando compartes tu red, todos tus amigos de Facebook y tus contactos de Skype y Outlook podrán conectarse automáticamente a tu red Wi-Fi cuando sus PC con Windows 10 estén dentro del rango de alcance.

Con Wi-Fi Sense no tendrán que teclear una contraseña para acceder (si tienen una Mac, un iPhone o un dispositivo Android, tendrías que darles tu contraseña). Cuando tus amigos se conecten a través de Wi-Fi Sense, no podrán compartir tu red con sus amigos.

Wi-Fi Sense almacena la contraseña de tu red en un servidor de Microsoft. Está cifrada, así que si un hacker quisiera entrar, tu contraseña se mostraría como texto sin sentido. Además, Windows 10 no permite que compartas el acceso a redes corporativas que usan protocolos especiales de seguridad.

Por qué Wi-Fi Sense puede ser una amenaza 

¿Qué hay de ese contacto de Outlook.com que empezó a acecharte? ¿Querrías que esa persona tenga acceso a tu red? Wi-Fi Sense no permite que compartas tu red con una sola persona: la compartes con todos tus contactos o con ninguno.

Cuando la gente adquiere acceso a tu red, pueden pasar toda clase de cosas malas. Podrían penetrar en otros dispositivos conectados en esa red, incluidos tu computadora y tu smartphone. Podrían robar información de tus dispositivos, tal como fotos, correos electrónicos y otra información personal.

Microsoft afirma que si compartes tu red Wi-Fi casera a través de Wi-Fi Sense, tus contactos no tendrán acceso a otras computadoras, dispositivos y archivos almacenados en tu red.

Eso se logra apagando una función llamada “descubrir redes”, lo que impide que las computadoras de tus amigos detecten las otras computadoras y dispositivos que están conectados a tu red Wi-Fi. Eso dificulta (mas no imposibilita) que tu amigo el hackerrobe tus cosas.

Un portavoz de Microsoft no aceptó hacer comentarios de inmediato al respecto.

¿Deberías dejar de usarlo?

Probablemente estés a salvo usando Wi-Fi Sense. Todos estos escenarios de pesadilla son posibles pero improbables.

Incluso en el peor de los casos (que una persona que te acecha use Wi-Fi Sense para robar fotos) sería necesario que se sentara afuera de tu casa con una PC con Windows 10 mientras se mete en tu red.

Pero si quieres proteger esas fotos y compartiste tu red a través de Wi-Fi Sense, puedes arreglarlo.

Windows 10 te permite hacerlo en la sección de configuración (toma unos cuantos días registrarse). También puedes hacer que Wi-Fi Sense no incluya tu red si tecleas la frase “_optout” al final del nombre de tu red inalámbrica.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir