La compañía libanesa W Motors ha aprovechado el Salón de Dubai 2015 para mostrar al mundo su última creación, un superdeportivo de 900 caballos y 3,4 millones de euros por el que estamos seguros que ya suspiran los jeques.

El sucesor del Lykan Hypersport se llama W Motors Fenyr Supersport y es todavía más potente, más llamativo y por supuesto más caro, que el llamado ‘Ferrari del desierto’.

La marca de Ralph Debbas, aquel joven emprendedor que dejó Aston Martin para crear su propia empresa con sede en Beirut (Líbano), acapara cientos de pedidos pero como su requisito fundamental es que sus automóviles sean exclusivos, no está dispuesto a producirlos en largas series.  Por este motivo, del Fenyr Supersport sólo existirán 25 unidades y se venderán a 3,4 millones de euros cada una.

Eso sí, mecánicamente es aún más salvaje que su antecesor gracias a un propulsor 4.0 biturbo de origen Porsche RUF que desarrolla nada menos que 900 caballos de potencia y 1.200 Nm de par máximo. Este bloque marcha asociado a una caja de cambios de doble embrague y siete marchas que transmite toda esta fuerza a las ruedas traseras, permitiéndole acelerar de 0 a 100 km/h en 2,7 segundos y alcanzar una velocidad punta de 400 km/h. Es decir, es una décima más rápido en el 0-100 km/h que su antecesor, rondaba los 395 km/h de velocidad máxima.

De momento se desconocen más detalles de este exótico supercar aunque estamos convencidos que los que os hemos ofrecido son más que suficientes para convencer a sus futuros clientes.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir