Volvo goza de una reputación impecable en materia de seguridad gracias a un esfuerzo concertado en tecnologías de protección a los pasajeros y a una serie de brillantes campañas de publicidad. Se puede decir que Volvo convirtió a la seguridad en un atributo sexy.

Para fortuna del fabricante sueco esta fama ha sido longeva, por lo que a nadie extraño el gran éxito en ventas que tuvo  la XC90, su primera SUV, cuando fue presentada en el año 2002. Volvo sin embargo, dejó languidecer a la XC90 sin ningún cambio significativo por 13 años. Hoy gracias a la gruesa chequera de Geely su nueva casa matriz, Volvo está preparando una renovación de su línea con la segunda generación de la XC90 a la cabeza.

Diseño: La Volvo XC90 2016 tiene un estilo conservador y elegante. Esto representa un distanciamiento con la tendencia de sobre-diseñar sus vehículos que vemos en la mayoría de las marcas de lujo Europeas y en ese sentido la sencillez de las líneas de la nueva XC90 es refrescante y bienvenida.

Volvo se deshizo de los prominentes hombros que distinguían a la primera generación de la XC90 y en su lugar amplios y limpios flancos cuyo único quiebre es una línea de carácter que señalan unos hombros mucho mas suaves y delicados. El área de invernadero muestra un diseño clásico de Volvo con extensas ventanas y un techo alto que proporcionan una excelente visibilidad y cuya única concesión a las tendencias de diseño actuales es una suave y elegante ascensión de la base de la ventana trasera después del tercer pilar.

El frontal de la nueva XC90 muestra líneas mucho más austeras y elegantes que en el pasado. La parilla rectangular es más amplia y prominente así más elegante. A sus lados las hermosas ópticas frontales están divididas horizontalmente por cejas de iluminación permanente que Volvo llama “los martillos de Thor” y que pueden ser ordenadas en LED con Flexión Activa (responde a los movimientos del volante) para mejor iluminación en curvas. El conjunto está terminado por unas entradas de aire inferiores diseñadas con muy buen gusto y flanqueadas por luces de niebla también en LED.

En la parte trasera es donde conseguimos el vínculo visual más fuerte con la primera generación de la XC90. Las ópticas traseras nuevamente forman parte de los pilares laterales pero esta vez el diseño es más delicado y elegante que antes. Las ópticas muestran unos nuevos arcos inferiores internos que siguen la forma de una nueva línea de carácter levemente curveadas que atraviesa el portón trasero formando un hermoso conjunto que transmite sofisticación y lujo.

Cabina:  En el interior la sencillez en las líneas nuevamente parece haber sido el horizonte marcado por el equipo de diseño. El tablero de instrumentos presenta una simpleza sin precedentes para la marca y bien podría ser descrito como el eslabón perdido entre la instrumentación de un auto concepto y uno de producción. Como es usual, la pantalla sensible al tacto de 9 pulgadas se encuentra en medio del tablero pero en posición vertical al estilo del Tesla Modelo S y su colocación luce tan intuitivamente correcta que hay que preguntarse por qué no todos los fabricantes utilizan una configuración similar.

Esta pantalla es el corazón y punto focal de la experiencia a bordo de la nueva XC90, así como la vía para comunicarse con Sensus, el nuevo sistema de información y entretenimiento de Volvo que controla los sistemas de audio, telefonía, controles climáticos y navegación. La pantalla responde rápidamente a los comandos como si fuese un iPod Mini y al igual que la tableta de Apple responde barridos y zoom abiertos y cerrados táctiles. Sensus es muy intuitivo, está bien concebido y ejecutado y representa un gran salto adelante sobre la competencia. Sensus también ofrece Apple Car Play estándar compatible con el iPhone 5 en adelante.

El acabado de la cabina es de primera clase. Los nuevos asientos no sólo son dignos de ser admirados visualmente sino también muy cómodos y mejor aún, al igual que una buena película después de varias horas sentados nos hacen sentir cómodos y relajados. Tres filas de asientos y capacidad para 8 pasajeros son ofrecidos en todos los modelos. Cueros Napa, listones de madera de poros abiertos  y plásticos suaves al tacto se encuentran por toda la cabina sin caer en excesos. La calidad de construcción luce de primera.

Tren Motriz: El corazón de la nueva XC90 T6 es el nuevo motor Drive-E de Volvo, la nueva y audaz manera de la casa sueca de simplificar una complicada y costosa línea de motores y el cual es el punto focal de la estrategia del futuro de Volvo.

Se trata de un motor de 4 cilindros con 2.0 litros de desplazamiento con inducción forzada doble, es decir turbo-cargado y super-cargado a fin de tener torque durante toda la línea de potencia. La potencia total es de 316 caballos de fuerza y el torque de 295 lbs-pie. Drive-E viene acoplado a una transmisión automática de 8 velocidades y a un sistema de tracción total que es estándar para toda la línea. Según las estimaciones de Volvo la XC90 T6 rinde 25 millas por galón en autopista y 20 en ciudad.

Volvo ofrece un tren motriz alternativo en su otra variación, la XC90 T8, en el que todo lo anterior sigue vigente pero además cuenta con asistencia de un motor eléctrico de 80 CF que propulsa las ruedas traseras el cual es alimentado por una batería de iones de litio con 9.2 kWh de carga. Un segundo motor más pequeño captura energía durante el frenado y ayuda en aceleración. Todo esto conforma un tren motriz Híbrido de Conexión con alrededor de 20 millas de autonomía 100% eléctrica y 400 CF de potencia combinada que según las estimaciones de Volvo rinde hasta 59 millas por equivalente eléctrico a un galón de gasolina (MPGe)

Manejo: No hay que esperar un manejo super-deportivo de la nueva XC90  para no salir decepcionado. El fuerte de la nueva XC90 es un manejo confortable y seguro. El motor E-Drive cumple con todas sus promesas haciendo de la XC90 una camioneta vigorosa, cómoda y con un manejo lujoso que va más allá de los materiales y accesorios y llega al campo del poder disponible a todo evento.

En la XC90 hace su debut también la nueva plataforma SPA (siglas en ingles que significan ‘Arquitectura de Producto Escalable’) que Volvo planea usar liberalmente en el futuro y si hay que juzgarla por este primer intento, vemos muchos éxitos en ese futuro. La maniobrabilidad el modelo T6 “Inscription” que pudimos probar extensamente es ejemplar. Nuestro modelo de prueba estaba equipado con suspensión de aire en la cuatro esquinas opcional, la cual es una de las pocas opciones que Volvo ofrece (a $1,800) y que proporciona un viaje suntuoso y estable y ayuda a lograr una mejor maniobrabilidad. Normalmente la XC90 está equipada con una suspensión trasera de eslabones múltiples con una ballesta instalada transversalmente para conectar los brazos de control. La dirección esta muy bien balanceada y es precisa lo que siempre se agradece en camionetas de este tamaño ya que ofrece buen retorno y maniobrabilidad.

El precio de la XC90 T6 Momentum, que es el modelo básico, comienza en $48,900 e incluye Sensus, asientos de cuero y un sunroof panorámico aparte de una impresionante batería en sistemas de seguridad y asistentes electrónicos de manejo. Los siguientes niveles son R-Design que es básicamente un paquete de apariencia deportiva a un costo de $52,900 y el nivel Inscription por $54,200, que añade beneficios extra como cuero Napa, faros LED con Flexión Activa y espejo retrovisor con oscurecimiento automático. Los modelos T8 cuestan $68,100 para el nivel Momentum, $71,600 para el nivel Inscription y $70,000 para el nivel R-Design. Vale la pena señalar que el selector de cambios en la Volvo XC90 T8 está hecho en cristal por la casa sueca Orrefors.


Aunque ninguno de estos precios es cambio que uno cargue en el bolsillo, si representan un ahorro significativo respecto a sus competidores, que aunque son más ostentosos que la XC90 no son necesariamente mejores. Quienes disfrutan del lujo y de un buen auto, pero no les gusta botar su dinero van a saber notar la diferencia.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir