El fabricante de automóviles de origen sueco Volvo y Microsoft, el gigante americano delsoftware acaban de presentar al público a Volvo on Call, un sistema que permite la interacción entre el conductor y el vehículo mediante comandos verbales.

¿Y esto que tiene de nuevo? Después de todo, a la tecnología de comandos vocales la hemos estado viendo, experimentando y sufriendo en mayor o menor medida durante los últimos 9 años, desde que Ford también en colaboración con Microsoft, lanzó la primera versión de SYNC su sistema interactivo de telemática automotriz.

Hablarle en voz alta al automóvil a fin de que ejecute diversas tareas como iniciar una navegación, bloquear las puertas del automóvil, controlar el sistema de climatización o la iluminación, entre otras posibilidades no tiene nada de nuevo pero cuando lo puedes hacer fuera de lo cabina y hasta a larga distancia utilizando tecnología para vestir, la cosa cambia.

Volvo on Call puede ser utilizado a través de la pulsera Microsoft Band 2, un dispositivo de vestir presentado por la firma en octubre de 2015. Esta pulsera, que además cuenta con GPS, sensor de calorías consumidas y de ritmo cardíaco, barómetro, monitor de rayos UV y capacidad para recoger diversos parámetros de salud y la actividad física del usuario, ahora también cuenta con la capacidad de transmitir comandos de voz a un vehículo Volvo a larga distancia.

Siendo demasiado obvio como para dejarlo pasar, en el material promocional relacionado a Volvo on Call, Volvo trajo al recuerdo a la serie de televisión Knight Rider transmitida hace 30, donde el protagonista conducía a KITT, un automóvil capaz de conversar con su conductor. “El futuro es ahora”, presume la compañía, pero hasta que la XC90 de tu vecino no lo ayude a resolver algún misterio, creeremos que Volvo está poniendo los caballos detrás de la carreta.

Se espera que el sistema Volvo on Call llegue a los usuarios de Volvo a partir de la primavera de 2016. Este es el segundo esfuerzo colaborativo entre Volvo y Microsoft, quienes en octubre del año pasado presentaron los posibles usos del HoloLens, un dispositivo de realidad virtual capaz de proyectar imágenes holográficas, en el ámbito de la demostración y venta de automóviles nuevos, así como el del diseño y producción de los mismos.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir