Volkswagen actualiza la gama Golf de cara a 2016 con el nuevo acabado R-Line Edition, que sustituirá al R-Line. El compacto superventas de la marca alemana recibe cambios estéticos y de equipamiento en este nuevo paquete, que podrá ir asociado al motor TSI de 1.4 litros o al TDI de dos litros.

Los cambios estéticos incluidos en la actualización de este acabado incluyen nuevos paragolpes delantero y trasero -este último con un difusor rediseñado-, faldones laterales, parrilla delantera, luces antiniebla, spoiler trasero y llantas de aleación de 17 pulgadas de nuevo diseño, que de forma opcional podrán pedirse en 18 pulgadas.

El interior también se verá actualizado gracias a nuevos umbrales de las puertas delanteras, así como nuevos pedales de acero inoxidable y una actualización de los acabados, con asientos deportivos de nueva hornada, un pomo de la palanca de cambios que se estrena en esta versión y un nuevo volante deportivo recubierto en cuero. El navegador también ha sido revisado para incluir ahora la navegación por satélite. Como opción estará disponible el techo panorámico.

En la parte dinámica lo más reseñable es la nueva suspensión deportiva. Las dos motorizaciones podrán equiparse con cambio DSG de siete velocidades, siendo la caja manual de seis velocidades la opción de fábrica. Ambas opciones estarán exentas de pagar el impuesto de circulación, pues contendrán sus emisiones por debajo de los 119 gramos de CO2 por kilómetro. El nuevo acabado R-Line Edition llegará a los concesionarios en marzo de 2016, y estará disponible en las carrocerías de tres y cinco puertas.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir