El automóvil es capaz de estimular una clase muy especial de nostalgia; la añoranza por modelos que nunca conocimos.

Al menos eso es lo que los fabricantes de automóviles apostaron en la primera década del siglo XXI cuando sacaron al mercado una gran cantidad de modelos “retro” que hoy forman parte de la gran colección de fracasos que circulan por las autopistas del cielo de los automóviles.  Autos como el Ford Thunderbird 2002, el Plymouth Prowler 1998, el Chevrolet SSR 2003 o el Pontiac GTO 2004 hicieron correr ríos de tinta ganándose las alabanzas de la prensa especializada sólo para languidecer y coleccionar telarañas en los salones de exhibición. Sin embargo, algunos autos retro como el Ford Mustang del 2004 y el Volkswagen New Beetle 1998 o bien supieron apretar la tecla adecuada en las emociones del público, o estaban basados en autos que fueron tan tremendamente populares que su éxito estaba garantizado.

Hoy el New Beetle ha sido sustituido por el igualmente retro Volkswagen Beetle. El Beetle goza de ventas vigorosas a pesar del escándalo que ha cubierto a su fabricante en los últimos meses y Volkswagen está sabiendo como aprovechar una fuente de nostalgia que hasta el momento parece inagotable. Es así como Volkswagen acabada de develar en el Auto Show de Los Angeles 2015 a su nuevo Volkswagen Beetle Dune 2016, cumpliendo así con la promesa implícita en su Beetle Dune Concept presentado en el Auto Show de Detroit 2014. El Beetle Dune es en si mismo un ejemplo de nostalgia sobre nostalgia ya que adicionalmente busca ganar adeptos en los fanáticos de los “Dune Buggy” de los años sesenta. Consecuentemente el Dune Beetle está 0.4 pulgadas más separado del suelo que el resto de la línea Beetle.

Esta nueva variación del Beetle estará motorizada por el cuatro cilindros de 1.8 litros turbo de VW produciendo 170 caballos de fuerza y 184 lbs-pie de torque acoplado a una transmisión automática de 6 velocidades. Si bien el nuevo Beetle Dune no es nada exótico bajo el capó, su apariencia exterior si merece una segunda mirada. Allí destaca un nuevo parachoques delantero con apliques metalizados y enormes nichos negros para las luces de niebla. En los laterales conseguimos unas llamativas ruedas de 18 pulgadas, revestimientos negros en los bordes de las cavidades para las ruedas, espejos exteriores cromados. En la retaguardia se destaca un enorme alerón. Adentro no hay mayores cambios que señalar salvo las costuras naranja en los asientos y el hecho de que el sistema de navegación en el Beetle Dune es estándar. El Volkswagen Beetle Dune 2016 sólo podrá ser obtenido en la tonalidad ocre que aparece en las fotos a la cual VW llama Amarilla Tormenta de Arena, así como en Blanco y en Negro.

El Volkswagen Beetle Dune Coupe con techo duro saldrá a la venta en el primer trimestre del 2016 y el convertible lo hará durante el tercer trimestre.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir