El supervolcán del parque nacional de Yellowstone en EE.UU. es una bomba de efecto retardado que en caso de una erupción podría matar de inmediato a cerca de 90.000 personas, según afirman diversos expertos.

Según el reporte publicado por el diario británico ‘Daily Mail’, la posibilidad de una catástrofe también se refuerza por el reciente hallazgo realizado por científicos de la Universidad de Utah (EE.UU.), quienes descubrieron en la corteza terrestre de la localidad un enorme reservorio con magma que, según sus cálculos, podría llenar 11 veces el Gran Cañón, ubicado en el estado de Arizona.

Aunque los científicos del Servicio Geológico de los Estados Unidos prevén que la posibilidad de que volcán despierte cada año equivale a un 0,00014%, varios geólogos sostienen que las consecuencias de una posible erupción “podrían ser devastadoras”.

La ceniza volcánica producida por el supervolcán cubriría un área de 1.609 kilómetros alrededor del cráter. Esta niebla, según apuntan, impediría la penetración de la luz del Sol y provocaría una brusca caída de las temperaturas y la llegada de ‘un largo invierno’.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir