Su nombre es USB Killer y no podría ser más acertado: este ‘pendrive’ con aspecto inocente podría achicharran tu ordenador. Se trata de la segunda versión de un dispositivo creado por un experto ruso en ciberseguridad capaz de destruir un ordenador.

USB Killer 2.0 logra acabar con las máquinas por las que pasa al aplicar una carga de 1.220 voltios en el puerto USB del equipo, dejándolo quemado e inservible.

Aunque Dark Purple, el pseudónimo del creador de USB Killer, asegura que no tiene la más mínima intención de darle uso a la segunda versión de su invento, lo cierto es que asusta ver cómo, con sólo entrar en el puerto USB, el dispositivo acaba con la vida de un ordenador.

Más allá de las intenciones de Dark Purple lo cierto es que si él ha podido crear dos versiones de un mismo destructor de ordenadores, cualquier ‘pendrive’ de tu entorno podría ser capaz de hacer lo mismo: cuando veas uno, desconfía.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir