Es posible que algunos de los que ahora mismo estáis leyendo estas líneas estéis preparando vuestras próximas vacaciones. Seguramente tendréis la cabeza en el número de bañadores que os llevaréis en la maleta, el repelente de mosquitos, en que no se os olviden los cargadores del teléfono, el portátil o la tableta… Pero, ¿y la seguridad de tu casa? ¿Es que nadie va a pensar en la seguridad?

Pues nosotros. Ya que tú tienes la cabeza en otros menesteres, hemos encontrado para ti una llave súper molona que protegerá tu querido hogar de los cacos que hacen su agosto durante las vacaciones de los pobres incautos que dejan su casa a merced de los amigos de lo ajeno.

Para evitar estos sustos, la empresa española Home INN Solutions ha creado un sistema con tres elementos para garantizar la máxima protección: una llave inteligente, el bombín de seguridad con sistema ‘antibumping’ y el software keycontrol.

Bombillo de seguridad Inn

El primer elemento, la llave, te avisa a través de correo electrónico o mensaje de móvil si alguien intenta entrar en tu casa sin tu consentimiento. Al parecer, los cacos usan la técnica ‘bumping’ -una especie de llave maestra- para poder abrir las casas sin forzar la cerradura, así el asalto es más ‘limpio’

En segundo lugar, el sistema incluye una cerradura, que incorpora hasta 23 componentes internos para verificar si la llave que se inserta es la correcta o un duplicado sin autorización. Además, esta cerradura está fabricada con componentes antirotura y antiextracción, para ponerle a los ladrones la cosa aún más difícil.

Por último, el mecanismo registra las peticiones de copia de nuestra llave y envía un mensaje de texto al dueño de la casa, además de detectar las llaves fraudulentas, ante las que se bloquea ante la mínima sospecha

Habitualmente, los robos se producen en viviendas unifamiliares tipo chalet, en fin de semana y a plena luz del día, según Europa Press. Entre los métodos más utilizados, el 19,2% de las veces arrancan el bombín de la cerradura con herramientas y el 14% de los robos utilizan el método conocido como resbalón, que consiste en abrir la puerta utilizando una radiografía o tarjeta de crédito.

En España hay cuatro millones de viviendas que no cuentan con ninguna medida de seguridad, a pesar de que se producen cerca de 127.000 robos al año, según datos del Ministerio de Interior.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir