Casi en paralelo a su debut en la Fórmula 1, McLaren se estrenó también en primavera de 1966 en otra categoría de automovilismo que nacía en ese momento: la Can-Am -en inglés, Canadian-American Challenge Cup-. La marca británica, por entonces ligada exclusivamente a la competición, evolucionó con estas carreras norteamericanas que duraron hasta 1987.

El año que viene se celebra el cincuenta aniversario de la inauguración de este campeonato y McLaren, que ganó cinco ediciones consecutivas entre 1967 y 1971, ha creado una edición limitada que rememore sus inicios en él. Se basa en el 650S Spider, su fabricación se limitará a cincuenta unidades y se entregarán cuando tenga lugar la conmemoración de la primera carrera de la Can-Am en Mont Tremblant, Canadá.

El equipo McLaren Special Operations ha procurado imitar en el 650S el máximo número de características externas de los coches que competían en aquella categoría. Las llantas, el labioinferior del paragolpes frontal, las cuatro salidas de escape posteriores y la decoración son las principales. La serie especial se ofrece con tres pinturas: el rojo del M1B que condujeron Bruce McLaren y Chris Amon en la temporada 1966, una nueva versión del naranja McLaren y el negrode los modelos de esta marca que corrieron en las últimas temporadas de la Can-Am.

MSO agrega otras señas distintivas como el logotipo de la competición en los faldones, tomas de aire de fibra de carbono sobre las aletas delanteras y, por primera vez en uno de sus descapotables, un techo retráctil compuesto por este mismo material. En el interior se aprecian más emblemas evocadores de la edición en los umbrales de las puertas o determinados guarnecidos.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir