El futuro de la industria automotriz se está viendo afectado por una inminente escasez de combustibles, cuestión que ha hecho que los fabricantes comiencen a evaluar mejores alternativas de suministrarle energía a los vehículos. En razón de esto, varias empresas ya comienzan a trabajar en la creación de coches impulsados por energía eléctrica; el próximo en saltar al mercado podría ser un Aston Martin, empleando sistemas que ya han sido construidos por otras empresas importantes en este ámbito, como lo es Faraday Future, creadora del vehículo a propulsión eléctrica FFZERO1, además del grupo LeEco, con las cuales recientemente se logró asociar para trabajar en este proyecto.

El modelo en desarrollo se basa en el “RapidE S” de Aston Martin; su construcción se lleva a cabo en Gaydon, Inglaterra y se estima que esté disponible en el mercado en el 2018, con lo que el fabricante dejaría de lado los motores de combustión, como el que instaló en su último modelo de 2015, un poderoso V12 de 5.9 litros, que aporta 552 caballos de fuerza a ese elegante “RapidE Concept”, que desarrolló en conjunto con la Williams Advance Engineering (Williams Ingenieria Avanzada) financiado por los inversores de China Equity.

La electrónica y demás sistemas complementarios del coche, serán la tarea principal de LeEco, que también tiene importante participación en el proyecto. Este grupo empresarial residente en China completa el engranaje de las tres empresas que dan muestra de las crecientes alianzas entre las tecnológicas y la industria automotriz, con miras a modernizar el transporte y al mismo tiempo darle un respiro al ambiente al eliminar el uso de combustibles fósiles, que de por sí, dentro de poco serán simplemente historia.

El coche de Aston Martin será apenas el primero de lo que esperan, sea una serie exitosa de varios vehículos con propulsión eléctrica.

¡Compártelo en tus Redes!

FuenteUNIVISION
Compartir