Representantes de la especie canina, apártense: para los que no se hayan dado cuenta, el mejor amigo del hombre contemporáneo es su teléfono celular.

Pero a pesar de su naturaleza tecnológica, el cuidado de un teléfono no viene sin sus responsabilidades: si los perros se enferman, tienen hambre y hay que sacarlos a pasear, los teléfonos móviles se quedan sin batería, se les rompe el cable del cargador, se les atiborra la memoria y comen datos como si no hubiera mañana.

En BBC Mundo recogimos algunos de los trucos para resolver los dolores de cabeza más comunes asociados al uso -y abuso- del teléfono móvil.

Cuidando el cable

Este primer truco está dirigido a los usuarios de iPhones, cuyos cables de cargador parecen particularmente vulnerables a las roturas y quebraduras, pero bien podría a aplicar a los usuarios de otras marcas y modelos.

Un cable reforzado en forma casera

No hay nada que hacer: intentar reforzar el cable de marras es la única solución.

Te contamos los diferentes métodos caseros, que van de enrrollarle un resorte de bolígrafo hasta el tradicional papel pegado con cinta plástica. Y te hablamos de la solución comercial: tan simple como comprarse uno ya refozado

Esto, más dos medidas de sentido común -guardar el cable en la forma correcta y no estirarlo- deberían mantenerte a salvo de cables dañados. Al menos por un tiempo.

Exprimiendo la batería

Una persona con un símbolo de gasto de bateríaEstos consejos seguirán vigentes en 2016.

2015 es otro año que se va sin que las grandes compañías tecnológicas resuelvan el eterno problema del almacenamiento de energía en general y de las baterías de los teléfonos en particular.

Unos modelos son más rendidores que otros, pero más temprano que tarde todos piden que los enchufen.

¿Qué puede hacerse en esa hora menguada en el que vas a quedarte sin batería y conectarte a una toma de corriente simplemente no es posible?

Liberando memoria

En esos pequeños aparatos simplemente queremos llevarlo todo.

Fotos, mensajes, documentos, videos, juegos… Y antes de que nos demos cuenta, los batimos frustrados, porque no admiten más información.

Un menú de teléfono

¿Cómo abrir espacio en la apretujada memoria del móvil?

Como todo en la vida, es cuestión de prioridades. Aquello que necesitas menos (¿mensajes viejos?, ¿fotos de tu ex?) es lo primero en la lista a ser borrado, seguido muy de cerca por las aplicaciones que no usas, las películas que no ves y los libros que no lees.

Te contamos cuáles son los settings correctos para deshacerse de los mensajes viejos de manera automática, por ejemplo.

Y también te hablamos de la nube como una alternativa para guardar aquello de lo que simplemente no te puedes librar… sin soltar una lagrimita.

Sacando el mejor provecho de tu plan de datos

Por último, te dimos unos consejos para poner a rendir tu plan de datos.

La primera advertencia está en vigilar las descargas automáticas. Los videos y fotos que entran sin que nadie les haya dado la luz verde para bajar a tu teléfono pueden terminar comiéndose unos buenos megas.

Una persona con un celular

Así que es hora de desactivar esas descargas y reproducciones en aplicaciones como Whatsapp y redes sociales como Facebook.

En la misma línea, te sugerimos apagar las notificaciones innecesarias y te recomendamos usar la opción de “reducir uso de datos” para el navegador Chrome, disponible en los celulares con sistema Android.

Pero también abordamos la que quizás se la principal máxima del ahorro de datos:nunca -nunca- actualizar nada si estás fuera de una red wifi. Lo que implica, una vez más, desactivar cualquier posibilidad de que el proceso inicie automáticamente.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir