El lanzamiento de Windows 10 está a la vuelta de la esquina. El sistema operativo estará disponible como una actualización gratuita para los usuarios de Windows 7, Windows 8 y Windows 8.1 el miércoles, 29 de julio.

Existen muchas razones para emocionarnos con Windows 10. Esta versión añade muchas mejoras al sistema operativo, como la asistente virtual Cortana, DirectX 12, streaming de video Xbox One y el retorno del botón Start. Y, claro, por no mencionar un puñado de arreglos a fallos y mejoras de seguridad.

A pesar de que estas funciones suenan espectaculares, existen algunas razones por las que querrás esperar actualizarte. Aquí te presento tres de ellas:

Programas incompatibles

¿Existe un programa del que dependes frecuentemente tanto para el trabajo como tus necesidades personales? Yo aún uso Photoshop 7, que fue lanzado allá por 2002. Si este es tu caso, lo último que querrás hacer es actualizarte, porque no podrás hacer nada.

Aunque la mayoría de los usuarios no se encontrarán con estos problemas, aquellos que dependen de un programa antiguo (o sea, anterior a Windows 7) deben consultar con el proveedor de software para asegurar que exista compatibilidad.

Hardware incompatible

Este también puede ser el caso con algunos aparatos periféricos, como una impresora o un escáner. Es muy posible que se te requiera descargar un nuevo driver para que el dispositivo funcione adecuadamente. Puedes revisar con la fabricante para asegurarte de que se continuará ofreciendo soporte con Windows 10.

Los gamers que planean actualizarse a Windows 10 Home tiene otro problema potencial: las actualizaciones automáticas. No existe manera para inhabilitar eta función, lo que significa que una vez que Microsoft lance nuevos drivers, arreglos a fallos y actualizaciones a la seguridad, los obtendrás inmediatamente. Esto es muy bueno para el usuario promedio, pero puede darle ciertos dolores de cabeza a los gamers.

En el pasado, las pequeñas actualizaciones al sistema operativo de Windows pueden causar ciertos problemas de compatibilidad con los drivers de gráficos que los gamers descargar de Nvidia y AMD. Los gamers querrán considerar actualizarse a Windows 10 Pro, lo que les dará más flexibilidad a la hora de instalar pequeñas actualizaciones y arreglos.

Los ‘bugs’

Los early adopters y los desarrolladores que han estado probando Windows 10 durante los últimos nueve meses se habrán encontrado, sin dudas, con algunos fallos. Aunque es poco probable que un fallo mayor prevalezca, ciertos bugs pequeños pueden afectar cómo ciertas funciones y programas funcionan.

En conclusión

Si alguno de estos problemas te hacen dudar, sugiero que te esperes unas semanas — y hasta meses — antes de actualizarte a Windows 10, especialmente si planeas actualizar tu computadora principal.

La promoción de Windows 10 gratuito está disponible hasta 2016, por lo que no hay ninguna prisa para actualizarte. Y, a veces, es mejor esperar a que llegue el primer arreglo para lidiar con los fallos iniciales.

Microsoft le ha confirmado a CNET que los usuarios tendrán un mes para revertirse a Windows 7 o Windows 8 desde Windows 10. Encontrarás esta opción en el app de Windows 10 Settings, bajo Recovery (Recuperación).

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir