Las baterías de litio se estrenaron comercialmente hace dos décadas y en el presente siguen dominando el negocio al considerarse la alternativa número uno en energía portátil por sus diversas utilidades, capacidad, duración y su buen comportamiento con el medio ambiente.

Sin embargo, la Organización Internacional de Aviación Civil de la ONU (ICAO por sus siglas en inglés) considera que estas baterías generan riesgos, sobre todo si son transportadas en aviones, siendo las posibles causantes de varios incendios en los últimos años en lineas de carga.

El peligro de una catástrofe

Según ensayos realizados recientemente por organismos de aviación, las baterías de litio corren el riesgo de prenderse en fuego por si solas y quemarse a una temperatura aproximada de 600 grados centígrados.

Otros ensayos también indican que el sobrecalentamiento de las baterías desprenderían vapores que, si se llegan a acumular, podrían causar explosiones y neutralizar los sistemas que extinguen incendios, permitiendo arder el fuego sin control alguno.

Como consecuencia de dichos ensayos, Boeing y Airbus manifestaron en 2015 que el transporte de baterías de litio al por mayor era “un riesgo inaceptable”.

Además, Los sistemas contra incendios que actualmente poseen los aviones de pasajeros no tienen la capacidad de extinguir el fuego que pueda causar una considerable cantidad de baterías de litio, indicó ese mismo año una organización que representa a varios fabricantes de aviones, explicando de forma particular que no es posible manejar las altas temperaturas ni la velocidad con la que se propaga este tipo de incendios.

La mayor parte de baterías se transportan en barcos de carga, pero aproximadamente un 30% lo hacen por medio de aviones, preocupando aún más si se tiene en cuenta que gran parte viajan en las bodegas de los aviones de pasajeros en lugar de los aviones de carga.

batería de litio

Las aerolineas que transportan estas baterías masivamente a Estados Unidos, también llegan a trasladar unas 26 millones de personas cada año en sus aviones.

La restricción

A partír del 1 de Abril de 2016 la Organización Internacional de Aviación Civil da comienzo a la prohibición, pero esta no afectará en vuelos comerciales a las baterías de litio que se portan junto con dispositivos electrónicos de los pasajeros y tripulación como los teléfonos móviles, computadoras, tabletas etc.

Olumuyiwa Benard Aliu, presidente del consejo de OACI, resaltó la prioridad en la seguridad de la aviación civil e indicó que la restricción continuará vigente hasta que el organismo de la ONU aplique nuevas medidas que regulen el transporte en aviones comerciales de baterías de litio, considerando un nuevo estándar de empaquetado que podría estar listo en 2018.

¡Compártelo en tus Redes!

FuenteBBC Mundo
Compartir