Esta cabeza olvidadiza es, seguramente, fruto del estrés que llevamos en el día a día y que hace que no prestemos la atención suficiente a los objetos que llevamos encima y que, aunque pequeños, no podemos ya vivir sin ellos. Esto es: cartera o llaves de casa o del coche. Bueno, aunque también se nos olvidan bolsos, maletas, mochilas.

No es que tengamos menos memoria que un pez, es simplemente que tenemos la cabeza en otra parte. Por eso, la tecnología es un gran aliado de los ‘cabeza-lenguados’, tecnología como la que presenta Trakkies.

Se trata de un buscador de objetos pequeños, de nuestro objetos cotidianos, para que no vayamos como locos buscándolos por toda la casa.

Para que el sistema funcione debes colocar un botón de los que vienen en el pack en el objeto que deseas localizar. Para encontrarlo solo has de pulsar otro ‘trakkie’ (botón que llevas encima) y el objeto comenzará a emitir una alarma de forma que te sea más fácil encontrarlo en lugar de poner patas arriba tu hogar.

Información de Trakkies

 

Además, Trakkies tiene otra interesante función, y es que no solo te ayuda a localizar objetos perdidos, sino que además te ayuda a que los amantes de lo ajeno no se sientan tentados por tus pertenencias.

Imagina que has llegado solo a una cafetería llena de gente y, después de un buen rato esperando, has conseguido mesa. De repente, la naturaleza te llama y tienes ganas de ir al baño. ¿Qué haces? ¿Te levantas con tus cosas para que no te las manguen y te arriesgas a perder la mesa? ¿Dejas tus objetos y vas al baño con el peligro de volver y que no quede ni la cucharilla del café? Difícil decisión. Con los ‘trakkies’ puedes ir al baño tranquilo: tienen una función que te avisa al móvil si algunos de tus objetos se han movido sin tu permiso.

Físicamente los ‘trakkies’ parecen unos pequeños llaveros y dispositivos que se acoplan en cualquier objeto, son pequeños y llevaderos y vienen en un sobrio color blanco con luces LED azules.

Tienen un alcance de 180 metros y una batería que dura tres años, en el caso del ‘trakkie’ principal, y ocho meses, en el de los que acoplas en los objetos. Son resistentes al agua y llevan vibrador y altavoz.

Si te seduce la idea aún tendrás que esperar un poquito porque sus creadores no creen que puedan hacer los primeros envíos hasta el primer trimestre de 2016. Su precio ronda los 40 euros y, mientras tanto, puedes hacer un seguimiento de la campaña que tienen en marcha en Kickstarter.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir