Al igual que pasó con la llegada de los primeros teléfonos móviles cuando cada fabricante usaba un tipo de enchufe distinto que nos obligaba, si no teníamos en casa todos el mismo teléfono, a tener un cable específico para cada móvil, el sector de la automoción tendrá que adoptar un estándar para sus comunicaciones.

Con la adopción del mismo software se mejorará y avanzará más rápido y a un menor coste en la solución de los diferentes problemas que crean las nuevas tecnologías.

Pero no sólo el fabricante japonés se ha unido al software de Ford. También otros proveedores automovilísticos como QNX Software SystensUIEvolution o los fabricantes del Grupo PSA Peugeot Citroën, Honda, Subaru y Mazda están estudiando unirse a este software como su estándar .

Al igual que Ford SYNC AppLink en vehículos Ford, SmartDeviceLink permite que los conductores accedan fácilmente a, entre otras, aplicaciones comoSpotify, Glympse o iHeartRadio utilizando el reconocimiento de voz y los controles del panel de instrumentos en coches de otras marcas.

SmartDeviceLink

Un software estándar facilitará las comunicaciones

SmartDeviceLink es el software de código abierto sobre el que está construida la plataforma Ford SYNC AppLink y ofrecerá a los consumidores una manera fácil de acceder a sus aplicaciones de smartphone favoritas mediante comandos de voz.

Además, con un software en común en el sector, los desarrolladores pueden centrarse en crear la mejor experiencia en una misma plataforma -SmartDeviceLink- que estará disponible para usuarios de muchas marcas.

“El verdadero beneficio de un interfaz de comunicación con aplicaciones de smartphone en común es que crea un estándar en el sector –permitiendo grandes experiencias a los usuarios mientras se posibilita que las diferentes empresas tengan la libertad para diferenciar sur marcas individuales”, afirma Don Butler, director ejecutivo de Vehículo y Servicios Conectados de Ford. “Ford está haciendo que este software esté disponible como código abierto, porque los usuarios de todo el sector se benefician si todo el mundo habla el mismo idioma”.

El software SmartDeviceLink, incluyendo AppLink, forma parte de Ford Smart Mobility, el plan de llevar a Ford a un nivel superior en materia de conectividad, movilidad, vehículos autónomos, experiencia de usuario y datos y analíticas.

Livio, empresa subsidiaria de Ford, sigue gestionando el proyecto de código abierto trabajando con las empresas que deciden utilizar SmartDeviceLink para construir los interfaces apropiados en cada entorno único de vehículo.

“Desarrollar un servicio de conectividad in-car con smartphone más segura y fiable –que corresponda mejor con características individuales de vehículo- es exactamente el valor y ventaja que un fabricante de automóviles puede ofrecer a los usuarios”, afirma Shigeki Terashi, vicepresidente ejecutivo de Toyota Motor Corporation. “Esperamos que muchas compañías compartan nuestra visión y participen en SmartDeviceLink”.

QNX Software Systems, subsidiaria de BlackBerry con base en Ottawa (Canadá), ofrece un amplio catálogo de soluciones de infoentretenimiento, telemática, seguridad y acústica instaladas en más de 60 millones de vehículos de todo el mundo.

Más de 40 fabricantes de automóviles utilizan sistemas de QNX Software, incluyendo a Ford, que emplea el sistema operativo para SYNC 3. QNX planea integrar SmartDeviceLink en su plataforma QNX CAR de infoentretenimiento, que apoya una amplia variedad de sistemas OEM. Esto podría ayudar a migrar rápidamente el interfaz de millones de vehículos en todo el mundo

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir