La aeronáutica ha avanzado tanto que ha creado el medio de transporte más seguro del mundo. Los accidentes automovilísticos son mucho más frecuentes que los accidentes aéreos, y es que los aviones tienen sistemas de seguridad creados para ser seguros desde el despegue. Incluso un Boeing 747, el más famoso y de los más grandes del mundo, puede aterrizar con sólo un motor.

Pilotos altamente calificados

Si bien, las maquinas hacen casi todo el trabajo a la hora de despegar y aterrizar, es necesario tener personas que están constantemente monitoreando los sistemas del avión para evitar problemas y desastres. En los vuelos comerciales siempre hay dos pilotos que revisan la nave exhaustivamente antes del despegue, durante el vuelo y momentos antes del aterrizaje, además siempre están en constante comunicación con el otro.

Otra labor importante de los pilotos es revisar el correcto despegue y aterrizaje. Este último se puede cancelar antes de que las llantas toquen el asfalto para volver a intentarlo. Además, es importante tener sistemas para aterrizajes de emergencia, como fue demostrado en 2009 cuando un avión tuvo que aterrizar en el río Hudson de Nueva York después de que una bandada de pájaros se atoro en 2 motores.

¿Aun te preocupan algunos detalles?

Si a pesar de lo anterior mencionado aún tienes miedo de subirte al avión, te dejamos algunos de los temores más frecuentes en las personas.

Turbulencia

Los aviones están diseñados para soportar la turbulencia, el único peligro recae en aquellos que no se abrochan el cinturón.

Los rayos

Este es un temor que todos tenemos, sobre todo por aquellos videos que circulan en la red. Pero la realidad es que los sistemas no se averiarán si un rayo alcanza el avión, solamente dejaran de funcionar por un pequeño momento y se escuchara una fuerte explosión.

Hielo

En la mayoría de los aviones hay un sistema anti formación de hielo. Funciona mandando aire caliente en las zonas donde comienza a disminuir la temperatura para evitar la formación de este.

Como puedes ver no hay nada que temer, incluso en las situaciones más extremas los aviones están diseñados para superarlas.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir