Está claro que las energías alternativas son el futuro, el sector del automóvil lo tiene claro, y cada día se presentan nuevas soluciones que pretenden apartar al petróleo del mapa.

Siguiendo el ejemplo de los automóviles, las marcas de motocicletas se están animando a desarrollar nuevas tecnologías en búsqueda de la movilidad sostenible, un ejemplo de ello es Suzuki, que está desarrollando un scooter de hidrógeno basado en la Burgman 125.

Ayudada de la compañía británica Intelligent Energy Holdings -conocida por fabricar prototipos de motocicletas eléctricas desde hace ya una década-, Suzuki está trabajando en la primera moto de este tipo que llegará al mercado. La base de este scooter será un modelo compacto de célula de combustible, situado bajo el asiento para conseguir el mejor centro de gravedad.

Pendientes de la aprobación de las autoridades

Según los planes de la firma japonesa, la Burgman de hidrógeno será probada a lo largo de 2016, pero todo depende del Gobierno japonés, que debería aprobar antes una normativa para este tipo de vehículos en materia de seguridad y medioambiente. La mayor preocupación al respecto son los tanques de combustible de hidrógeno, por lo que las autoridades niponas tienen que aprobar un marco regulatorio que certifique su seguridad.

Al parecer, Suzuki pretende también desarrollar automóviles impulsados por hidrógeno. Seguirá los pasos de Toyota, que en 2014 se convirtió en el primer fabricante en comercializar un coche de hidrógeno, el Mirai, cuyas emisiones se limitan a vapor de agua.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir