Un nuevo sistema denominado ‘Scout‘ ha sido desarrollado por la NASA para la detección de elementos extraterrestres próximos a la Tierra (NEOs, por sus siglas en inglés).

De acuerdo a un artículo publicado por Universe Today, un portal especializado en noticias del espacio y astronomía, el nuevo mecanismo está diseñado para que pueda detectar asteroides que se dirijan a la Tierra con 5 días de anticipación.

Según la publicación, este tiempo es mucho más amplio en comparación con las pocas horas que manejan los sistemas actuales y es suficiente para llevar a cabo los preparativos que permitan hacer frente a un inminente desastre, como el traslado de recursos, la protección de infraestructura clave —por ejemplo, desactivar centrales nucleares— y desde luego, la evacuación de personas.

El sistema de alerta Scout ha pasado con éxito un examen de detección al identificar el asteroide UR36, de aproximadamente 25 metros de longitud que se encamina hacia la Tierra, pero que pasará a 498.000 kilómetros de nosotros. Sin embargo, esto no sucede siempre con todos los elementos extraterrestres.

En 2013 Scout hubiera sido de mucha utilidad, cuando cayó un meteorito sobre la provincia rusa de Cheliábinsk produciendo varios daños materiales y dejando heridas a más de 1200 personas.

Una compleja labor de ‘defensa espacial’

Scout incorpora el Telescopio de Sondeo Panorámico y Sistema de Respuesta Rápida (Pan-STARRS) situado en Hawái, que identifica los elementos celestes acercándose a nuestro planeta y activa la señal de alarma, que posteriormente es procesada por el módulo central del dispositivo.

pan-starrs
Telescopio Pan STARRS en Hawái.

En los últimos años, la NASA analiza en total cerca de 15.000 NEOs identificados y esta cifra se incrementa en unos 5 elementos por día. De estos, más de 600 están clasificados como cuerpos de gran tamaño con dirección a la Tierra, pero se cree que en el espacio exterior existen muchos más.

Por tanto, además del sistema Scout, la NASA utiliza paralelamente otros dispositivos para la observación de asteroides. Por ejemplo, el sistema Sentry está enfocado para analizar objetos celestes de más de 140 metros, que en caso de chocar con la Tierra podría causar una significativa destrucción.

Estos mecanismos nos brindan la posibilidad de prepararnos de mejor forma e incrementar considerablemente las probabilidades de sobrevivir ante una inminente colisión.

¡Compártelo en tus Redes!

FuenteUNIVERSE TODAY
Compartir