Sin Facebook por una semana

Para la investigación, los científicos agruparon a 1.095 participantes con el fin de evaluar los efectos producidos por la red social de Zuckerberg en su estado de ánimo.

La prueba fue denominada ‘El experimento Facebook‘, y consistía en analizar cómo estas personas se sentían cuando dejaban de interactuar y se aislaban completamente de Facebook por una semana.

Esta completa desconexión arrojó resultados con efectos positivos en el bienestar del grupo de participantes del experimento. En conclusión, cerrar Facebook durante siete días mejoró sus estados de ánimo y aumentó su felicidad.

“La mayoría de personas utilizan Facebook diariamente, pero pocos son conscientes de las consecuencias”, explican los sociólogos en su estudio.

“Este estudio suministra evidencia de que utilizar Facebook afecta a nuestro bienestar de forma negativa y abandonarlo eleva nuestra satisfacción generando emociones más positivas”, agregan.

Y, afirman, ese mayor bienestar, al permanecer con Facebook por una semana apagado, benefició aún más a los usuarios más activos o a los que más envidia o curiosidad sienten cuando revisan contenido ajeno o de sus contactos en la red social.

Las conclusiones que este estudio causó están condicionadas al grupo de participantes seleccionado, integrado por usuarios que deseaban recibir tratamiento para combatir su dependencia de las redes sociales.

El estudio fue financiado y publicado por el Instituto de Investigación de la Felicidad.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir