La letra ‘i’ se encuentra presente en gran parte de los productos de Apple desde 1998, año en que lanzaron al mercado el iMac. Hoy día, su origen podría verse como algo pasado de moda.

Procuctos como iPad, iPhone, iMac, iPod, iTunes, empiezan con la letra “i”, ¿Qué significado tiene esto?

En 1998, Steve Jobs, presentando el iMac en un evento de Apple, explicó cuál era la relación entre la “i” y simplemente “Mac”: “iMac viene de la unión de la emoción de la internet con la simplicidad de Macintosh” y agregó diciendo que apuntaban a todo esto por la petición principal de los consumidores, que es ingresar a internet de forma rápida y sencilla en un ordenador.

En pocas palabras, la “i” para Apple era sinónimo de internet. Con esta diapositiva, Jobs amplió la explicación de lo que significaba en 1998 esta letra en la compañía de la manzana mordida:

En 1998, la “i” en el iMac era sinónimo de internet. Jobs siguió estas declaraciones con una diapositiva que ampliaba el significado sobre lo que la “i” significa para Apple:

En un evento de Apple en 1998, Steve Jobs describe lo que la

Individuo, instruir, informar e inspirar, son otros significados del prefijo agregado por Apple, y con estos, la letra “i” se ha ampliado en su concepto moviéndose más allá de la palabra internet.

En 2007, cuando anunciaron el lanzamiento del iPhone, la comunicación por internet se destacó como una de sus 3 principales características y el uso de la letra “i” tomó su significado original de internet.

Hoy día prácticamente todos los dispositivos de Apple tienen conectividad a internet, por lo que se ha perdido la asociación especifica de la “i” con su significado inicial. En sus nuevos mercados como el de los relojes inteligentes y televisión digital su famoso prefijo no fue relevante y al ser nombrados como Apple Watch y Apple TV en lugar de iWatch y iTV, es una clara muestra de que las conexiones a internet son muy comunes actualmente y no necesitamos su señalamiento.

boosterblog-es-logo

¡Compártelo en tus Redes!

FuenteINFOBAE
Compartir