Una colaboración entre la Universidad de Ciencia y Tecnología de Noruega, Kongsberg Maritime y la empresa Statoil ha dado como resultado la creación de una serpiente robótica para el agua que parece haber sido sacada directamente de Matrix.

Denominado Eelume, el robot fue diseñado para examinar y reparar estructuras subacuáticas como los pozos petrolíferos. Esto permitirá a la empresa ahorrar bastante dinero porque ahora mismo incluso las mínimas reparaciones submarinas son llevadas a cabo por grandes y costosos buques cuyo uso merece realmente la pena cuando se trata de grandes reparaciones.

“Los robots Eelume serán instalados permanentemente en los fondos marinos y llevarán a cabo inspecciones e intervenciones planeadas y bajo demanda”, según explicó Kongsberg Maritime.

“Esta solución puede instalarse tanto en los campos actuales como en otros nuevos donde las típicas labores incluyen la inspección visual, la limpieza y el ajuste de las válvulas y los estranguladores. Estos trabajos suponen una gran parte de los gastos en inspecciones e intervenciones submarinas”.

Sus diseñadores no han desvelado demasiados detalles sobre esta serpiente acuática, aunque no parecen ser autónomas. Esos cables que llevan podría suponer una gran limitación en cuanto a su rango de uso. Pero viendo el vídeo conceptual, está claro que finalmente se desharán de esos cables para controlarlos únicamente de forma remota.

Teniendo en cuenta su increíble flexibilidad y maniobrabilidad, es bastante fácil entender por qué serán útiles para la realización de reparaciones en el fondo marino. Tan sólo esperamos que ningún buceador se tope con estos dispositivos sin saber de antemano de qué se trata, porque podría llevarse un buen susto.

¡Compártelo en tus Redes!

FuenteGizmodo
Compartir