Uno de los carroceros que suele acudir cada año al Salón de Ginebra es Rinspeed. Esta compañía aprovecha su condición de ‘fabricante’ suizo para dar a conocer allí sus novedades. Sin embargo, este año va a ser diferente. Rinspeed ha elegido el CES -el salón de la tecnología que cada año se celebra en Las Vegas- para dar a conocer allí su próxima creación: la número 22. Se trata del Rinspeed tos, un prototipo que demuestra la idea que tiene este carrocero sobre la conducción autónoma.

Eso sí, como curiosidad cabe señalar que RInspeed no ha partido de cero a la hora de desarrollar este modelo. De hecho, este carrocero ha tomado como base técnica el BMWi8, al que le ha dotado de muchos elementos futuristas. Eso sí, del i8 mantiene muchos elementos. Por ejemplo, la estructura es la misma que la del BMW. Y lo mismo ocurre con el grupo propulsor que continúa siendo un sistema híbrido enchufable un motor de gasolina de 1,5 litros y 231 CV, que sumado a un generador eléctrico de 130 CV ofrece una potencia conjunta de 362 CV. En eléctrico, este modelo puede tener una autonomía que ronda los 30-40 kilómetros.

Sin embargo, lo más curioso del tos es que presenta muchos rasgos futuristas. Por ejemplo, el volante, desarrollado por la empresa de componentes ZF TRW,desaparece en el cuadro de instrumentos en cuestión de segundos. Esto se ha pensado para crear mucho más espacio entre el salpicadero y el conductor, lo que permitirá a este último poder leer un libro o simplemente descansar. Asimismo, también puede disfrutar de los contenidos audiovisuales que se muestran en cualquiera de los dos monitores con tecnología UHD (Ultra High definiton) con un diámetro de 21,5 pulgadas.

Aprende nuestros gustos

Otra de las innovaciones que tiene el Rinspeed, según anuncia este constructor es que este modelo es capaz de aprender. Tal y como ocurre en algunos dispositivos que memorizan nuestros comportamientos, el tos también guarda nuestros destinos, las rutas, los lugares de interés, nuestra música favorita para que, a la hora de querer realizar alguna acción, el coche nos haga sugerencias. Además, para buscar algo concreto o bien confirmar la acción bastará con pulsar en la pantalla, o bien realizar un simple gesto, ya que este Rinspeed tendrá control gestual y recocerá nuestros movimientos.

A ello hay que sumar un total de ocho cámaras de alta definición que continuamente están monitorizando el entorno del vehículo. De esta manera, en caso de que el tos detecte algún vehículo a su alrededor lanzará una alerta al conductor. Los retrovisores, además, serán cámaras que eviten el ángulo muerto y que puedan apuntar hacia los bordillos para evitar dañar las llantas en los aparcamientos.

Eso sí, aparcar será todavía mucho más fácil ya que previamente el vehículo conectará con el lugar donde está el aparcamiento y detectará dónde hay una plaza libre. Una vez detectada, e vehículo se dirigirá directamente hacia la plaza seleccionada.

Siguiendo con la tecnología que puede equipar este Rinspeed, el tos también destaca por un sistema que monitoriza continuamente los ojos del conductor.De esta manera el coche sabe lo que el conductor ha visto pero también lo que no ha podido ver. A todo ello hay que sumar que el vehículo está en continua comunicación con las infraestructuras y que también tiene una cartografía escaneada al milímetro con proyección en 3D de edificios, árboles, paradas de autobús, etc.

En definitiva, todavía es un prototipo pero puede ser un anticipo de los coches que tendremos en la próxima década.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir