Aunque el KWID es un modelo que Renault no comercializa en Europa, en los dos mercados donde se vende este SUV de pequeño tamaño (India y Brasil) ha resultado un gran éxito pese a que apenas cuenta con cuatro meses de vida. Por ello, la marca del rombo ha desarrollado los ‘show cars’ KWID Racer y KWID Climber para presentarlos en el Salón del Automóvil de Nueva Delhi.

El más impactante es el Renault KWID Racer, todo un coche de carreras en formato low-cost. No le falta detalle: grandes llantas de 18″ con neumáticos de bajo perfil, paragolpes sobredimensionados con grandes tomas de aire, alerón y difusor trasero para la zaga… y en el interior asientos tipo bucket de alcántara con arneses de cuatro puntos de anclaje, telemetría y hasta jaula antivuelco…

Por su parte, el KWID Climber incide más en la parte aventurera del modelo original. Adopta mayor altura libre al suelo para sortear mejor terrenos escarpados, ruedas con un dibujo y tamaños específicos, defensas delantera y trasera en los paragolpes e incluso molduras protectoras para los faros delanteros.

A nivel cromático destaca, además de los llamativos colores de la carrocería (azul eléctrico para el Racer y naranja fuego para el Climber) incorporan matices en rojo en el caso del primero y toques de azul en el segundo en diversos puntos de la carrocería: retrovisores, llantas, bordes de los pasos de rueda o de la característica moldura lateral de Renault, paragolpes…

Además de los dos show cars, Renault también ha incluido novedades más realistas para el futuro del KWID, como el motor 1.0 SCe de gasolina o el cambio automático Easy-R de cinco velocidades.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir