Si hace 10-15 años ya andabas cacharreando con esto de internet y los ordenadores, seguro que recuerdas perfectamente Winamp. Por aquel entonces era el reproductor de moda: competía con el ancestral Windows Media Player, que en ejecución era perfecto, pero que no tenía los elementos que hacían especial a Winamp.

Y es que Winamp se hizo tan famoso no sólo por su buen funcionamiento, sino también (y sobre todo) porque podías personalizar su diseño con particulares skins que circulaban por internet (generalmente hechas por fans) y que te permitían lucir un reproductor con el logotipo de tu grupo favorito, tu película fetiche y un sinfín de cosas similares.

Lo bueno: vuelve este año

Bueno, pues una de las noticias curiosas de este 2016 a nivel tecnológico es que el famoso reproductor sale de la madriguera en la que permanecía escondido (tampoco es que nadie lo echase mucho de menos, ¿no?) y vuelve a la actividad.

Así lo ha confirmado hace poco uno de los desarrolladores, que ha contado a los miembros del foro de Winamp que el popular reproductor lanzará una nueva versión a lo largo de este primer trimestre del año.

Lo malo: sin novedad en el frente

Sin embargo, ¿qué novedades nos va a traer este nuevo Winamp? Pues… lo cierto es que casi ninguna. Y es que, según el desarrollador, esta nueva versión apenas será una pequeña actualización de la última que se lanzó y que, hasta ahora, permanecía en el disco duro de los nostálgicos.

Desde la compañía no descartan (qué menos) que a lo largo del año podamos ver una nueva y mejoradísima versión del reproductor en el que tantas horas echamos. Pero por ahora, lo dicho: actualizaciones de algunas bibliotecas y muy poquito más.

Tres años de mano en mano

En estos años la trayectoria empresarial de Winamp ha sido una auténtica catástrofe, yendo de mano en mano sin dueño y sin un objetivo claro. El reproductor pertenecía a AOL, pero en 2013 la compañía anunció su cierre, ya que el reproductor ya había perdido cualquier esperanza de seguir siendo relevante.

Sin embargo, antes de llevar a cabo el cierre Winamp fue comprado por Radionomy, que parecía que sí llevaría a cabo algunas mejoras y nuevos lanzamientos. Pero nada, en Radionomy tampoco movieron un solo dedo.

Y la cosa se quedó en suspense hasta diciembre de 2015. Fue entonces cuando se hizo pública la noticia de que Vivendi, el gigante francés de la industria discográfica y la de videojuegos, compraba la mayoría de acciones de Winamp. Y parece que será Vivendi quien lo relance.

¿Por qué no confiar en Winamp?

Pese a la ilusión que la vuelta de Winamp puede generar en cualquier nostálgico, hay tres motivos que nos llevan a pensar que dicha vuelta quizá no sea la idea del siglo.

El primero ya lo dijimos antes: apenas hay novedades, y para sacar algo que hace exactamente lo mismo que hace diez años lo mejor es quedarse en casa.

La segunda y quizá más importante: ¿tienen sentido ahora los reproductores? No nos engañemos: Winamp era la opción preferida por los usuarios en una época en la que empezaban a popularizarse las descargas de música a través de internet. Estando como estamos en la era de Spotify, ¿tiene sentido?

Pero bueno, imaginemos que Winamp quiere triunfar al margen de eso, como mero reproductor. Es ahí cuando nos encontramos con el tercer motivo: el reinado de VLC, cuyo dominio parece indiscutible.

Así que quizá haya que hacerse la pregunta definitiva: ¿hay sitio en 2016 para algo Winamp? Nosotros apostamos a que no, pero habrá que esperar para saberlo.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir