Corto o largo, un paseo en moto conlleva una serie de preparaciones especiales para ir más cómodos y seguros. Aquí les damos algunas recomendaciones.

Salir de viaje en carro no supone mayor planeación en cuanto al equipaje, pero cuando el medio de transporte solo tiene dos llantas, el “paseo” es distinto desde todo punto de vista.

Aprender a llevar lo realmente esencial, a empacar de una determinada forma y a montar todo en la moto, exige de la persona una preparación más minuciosa.

Ya sea para un viaje de un solo día o para una travesía tan extensa como se quiera, hay una serie de consejos generales que, si bien no diríamos que son una regla o convención ineludible, al menos sí son buenos lineamientos para hacer que el viaje sea más cómodo (al no tener que cargar con un pesado equipaje) y seguro (sin bultos sobredimensionados que podrían desbalancear la moto).

Pero por encima de todo, lo más importante es tener las ganas de hacerlo.

PREPARANDO EL VIAJE
Viajar en moto
Antes de salir siempre es importante tener en cuenta el tipo de terrenos que se transitarán y los posibles cambios de temperatura que habrá que enfrentar. En nuestro país, esto son interminables variables, pues en pocos kilómetros se pueden experimentar todo tipo de climas.

Si el viaje es de varios días, con estadía en algún lugar de la ruta, no está de más investigar con antelación sobre hoteles, hospederías o sitios similares, y preferiblemente reservar con anticipación. Además, es importante ser realista con las distancias a recorrer cada día, pues no es lo mismo andar una distancia determinada en autopista que en una carretera de montaña.

¿QUÉ LLEVAR?
Viajar en moto

Ponga sobre la cama todo lo que va a llevar, tenga presente el espacio que tiene disponible en la moto y pregúntese, ¿de verdad necesito todo esto?

Si el viaje es corto (un fin de semana, por ejemplo), fuera de la ropa que se llevará puesta no es necesario llevar más de una o dos mudas más. Entre más ligero se pueda viajar, mejor.

Los imprevistos siempre son una posibilidad y estar preparado con unas herramientas básicas y una linterna no sobra, pero tampoco hay que llevar todo un pesado ‘kit’.

También, siempre se recomienda tener a la mano dinero en efectivo (por los mismos imprevistos), el celular con suficiente batería y un botiquín con lo esencial (sobre todo en los viajes realmente largos).

¿CÓMO EMPACAR?
Viajar en moto

Así se tengan baúles especiales, nunca se debe olvidar empacar la ropa en bolsas plásticas o herméticas y llevar algunas extras. Esto aplica también para los documentos y el dinero en efectivo que se lleve a la mano (entre los bolsillos o el equipaje). Nada peor que desempacar un equipaje mojado.

Empaque la ropa por mudas en bolsas separadas y, en lo posible, márquelas para saber qué contiene cada una y no tener que abrir todas cuando deba buscar algo. Por la misma razón, al meter todo entre la maleta o baúl, deje a la mano lo que crea que tendrá que usar más a menudo.

Utilizar baúles especiales para su moto es ideal, pues así podrá asegurar todo mejor.

Si va a amarrar morrales (evite llevarlos en la espalda), asegúrese que no estén muy cerca del escape para evitar que se quemen o derritan, algo muy posible en viajes largos.

¿CÓMO VESTIRSE?
Viaja en moto

Una vestimenta apropiada causará estragos en el bolsillo, pero sin duda es preferible que “pagar la cuenta” de todo lo que conlleva un accidente.

Un traje completo, con protecciones y en material impermeable, sería ideal, pero en caso que no se pueda acceder a ello lo mínimo recomendable es una chaqueta y guantes con protecciones, rodilleras, un impermeable completo y botas. Tampoco olvidar los reflectivos.

En cualquier caso, todas las prendas deben quedar lo más cómodas posible, ni muy apretadas, ni muy sueltas. ¿Debemos recordar el uso del casco?

LA MOTO
Viajar en moto

Dejémoslo claro: cualquier moto sirve para viajar. Siempre y cuando se tengan las ganas y disposición de hacerlo, no importa si es una pequeña citadina o una rutera de nacimiento.

Sin embargo, con todas hay que tener cuidados básicos.

Lo más importante es realizar un chequeo general antes de salir y sobre la ruta estar siempre atento a lo que “va diciendo” la moto.

Cada una tiene sus límites de carga y rendimiento, así que es importante conocerlos y sobre todo no excederlos para evitar contratiempos. Informarse sobre concesionarios o talleres especializados en las ciudades o pueblos que se visitarán siempre es una buena idea.

OTROS CONSEJOS

– Así el viaje sea para “descubrir nuevos caminos”, un buen GPS no estará de más para esos momentos en que el “GPS interno” se pierda.

– Si va a pasar la noche en una ciudad para seguir al otro día, busque quedarse en un sitio cercano a las vías de salida, así evitará cruzarla en los trancones de hora pico.

– Antes de arrancar cada día, asegúrese que todo el equipaje esté bien sujetado y cerrado, y haga un chequeo general de la moto (niveles, presión, ajuste, luces, etc.).

– Tenga presentes sitios o puntos de referencia por los que haya pasado: en caso de tener que reportar algo a las autoridades podrá ser más preciso sobre su ubicación.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir