El delirio por el progreso tecnológico ha sido muy bien representado en obras de ficción. Por ejemplo, a principio de la década de los 80 del pasado siglo XX fue estrenada una película futurista Blade Runner, adaptación de la novela ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, que planteaba una sociedad del futuro en el que ya era posible construir réplicas del humano. Pero, tal invención resultó ser más un problema para las mejoras de la vida humana.

Toda esta literatura y cinematografía representaban los grandes avances de la ciencia y la tecnología como peligrosos y contraproducentes para la especie humana, es decir, son obras distópicas, que reflejan un acentuado pesimismo por ramas como la cibernética, por ejemplo.

No obstante, la experiencia que tiene la humanidad hoy con la interacción tecnológica refleja todo lo contrario al miedo y peligro, al menos en su mayor parte; pues, la imagen que se tiene del llamado ciborg, es optimista e incluso esperanzadora. De ahí que se esté empleando en ciertos campos de la ciencia el término transhumanismo.

El transhumanismo está haciéndose ya una realidad

En ciertos campos del saber como la cibernética del dominio y la pericia sobre la manipulación, el control de la comunicación y de las máquinas se han obtenido artefactos biotecnológicos que fácilmente reemplazan partes del organismo humano. Es el caso de prótesis artificiales integradas al cuerpo humano y reemplazan la función de original.

De hecho, hay humanos que son ejemplo de ello, puesto que extensiones de su cuerpo son cien por ciento artificiales; ya sea un brazo, una pierna, un ojo, un riñón e incluso todas estas partes, pero en una versión mejorada. Humanos que han incorporado tecnologías protésicas a su cuerpo al punto que ya resultan inseparables, siendo una fusión entre máquina y humano, llamado por algunos entusiastas del tema, cybors.

Todo ello ha creado un fuerte movimiento especulativo que proyecta la desaparición del humano corriente que dará paso al post-humano. Es lo que plantea el transhumanismo.

Objetivos del transhumanismo

Entre los objetivos de este movimiento especulativos está:

  • Aplicar la razón, la ciencia y la tecnología para potenciar las aptitudes humanas en muchos campos.
  • Hacer uso de la tecnología de punta para acabar con el sufrimiento de la especie humana producto de enfermedades, hambrunas, malnutrición, entre otros.
  • Superar la transición de lo humano, como planteaba Nietzsche.

Sin embargo, todavía habrá que esperar su masificación.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir