Es una de las (frívolas) torturas de la época en la que nos ha tocado vivir: la duración de la batería de nuestro móvil.

Porque, ¿cuánto dura una batería estándar? Con suerte, ¿qué, 24 horas? Y eso si no estás muy enganchado y tienes una wifi cerca. A poco que estés mínimamente enganchado y siempre tires de 3G… ¿qué puede durarte, 12 horas? Por eso hace tiempo que prolongar la vida de las baterías viene siendo una de las mayores obsesiones de los fabricantes (y este es un claro ejemplo).

Una de las tendencias del momento viene siendo ‘quick charge’, una serie de desarrollos dirigidos a poder disponer de varias horas de batería tras muy pocos minutos de carga del teléfono móvil.

La compañía que más empeño ha puesto en ello es Qualcomm, que ha desarrollado una tecnología para poder cargar tu móvil en muy pocos minutos y que promete revolucionar por completo (y más pronto que tarde) la forma en que nuestra batería gestiona su autonomía

¿Qué necesitas?

Si quieres aspirar a cargar de manera ultrarrápida tu móvil, básicamente necesitas dos cosas. En primer lugar, un cargador que suministre la suficiente energía para que tu móvil pueda recibir el empuje que necesita para vivir varias horas tras haber sido cargado apenas unos pocos minutos.

En segundo lugar, evidentemente, un teléfono que se adapte a este tipo de tecnología. Porque no, no todos los smartphones que conoces valen. Aunque, a poco que tengas un teléfono medianamente reciente, es posible que tengas uno válido y no lo sepas.

Si las ganas por cargar tu móvil ya te están haciendo perder los nervios, deja de salivar y coge papel y lápiz para apuntar. Entre los móviles adaptados a esta tecnología se encuentran algunos tan famosos y conocidos como el Google Nexus 6, Samsung Galaxy S6, el Samsung Galaxy S6 Edge, el Sony Xperia Z2, Z3 y Z4, el Xiaomi Mi 3 y Mi4, el LG G4 o el Yota Phone 2.

Si tu terminal no se encuentra entre los antes mencionados, no te preocupes, no está todo perdido: hay bastantes más. Puedes consultarlos en esta lista difundida por la propia Qualcomm, que también ofrece una jugosa lista de los accesorios que puedes usar para que tu móvil se cargue antes que ningún otro.

Ahora bien, si crees que esta va a ser la solución definitiva para que cargues tu móvil a diario… pues oye, tampoco te flipes, porque cargar tu móvil en tan pocos minutos puede suponer un daño para tu teléfono.

De hecho, lo que esta tecnología hace es insuflar un significativo porcentaje de batería para que puedas sobrevivir unas 4-5 horas extra. Es decir, que en tan pocos minutos no te va a cargar la batería al 100%, ya que, a la larga, eso acabaría dañando los componentes de tu teléfono. Pero sí servirá para añadirle dos dígitos porcentuales para poder alargar la vida de tu batería durante horas.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir