Las autoridades de Reino Unido prohibieron las hoverboards: las patinetas de dos llantas de autobalance que parecen relojes de arena gigantes.

La Policía Metropolitana publicó un mensaje en Twitter el domingo, declarando ilegal montarlas en público debido a que son consideradas vehículos, y los vehículos no pueden ir en las aceras o veredas.

Además, también son muy peligrosas para que vayan por las vías, así que esa opción también está descartada.

Quienes las usen solo podrán hacerlo en propiedad privada y con permiso, lo que significa que los centros comerciales y los complejos corporativos tienen que crear sus propias reglas al respecto.

La reacción a la noticia no tardó en producirse, pues los usuarios en Twitter respondieron de inmediato.

Acusaron a la policía británica de ser tener un pensamiento muy cerrado, y se burlaron de las autoridades.

“¿Por qué odian la diversión?”, tuiteó @stavvers.

“Atrápenme”, dijo @Yamin, quien además publicó un video en primera personas mientras conducía una hoverboard.

La más reciente versión de la patineta eléctrica es una hija de la Segway, que es controlada de forma similar a través del peso de quien la monta.

Las Segways nunca ganaron popularidad entre las masas, pero también fueron consideradas ilegales por la ley británica por las misma razón de la hoverboard.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir