De acuerdo con un reporte originalmente publicado en el portal deadline.com, que le sigue la pista a la información relacionada con la industria del cine, el brazo de animación de Sony Pictures acaba de comprar un proyecto para una película que girará alrededor de los emojis, la forma de comunicación gráfica que emergió primero en mensajes de texto en Japón para finales de los años 90.

El proyecto fue adquirido en medio de una subasta entre Sony, Warner Bros y Paramount, según Mike Fleming, de deadline.com. El negocio se cerró por una cifra cercana al millón de dólares.

El proyecto fue ideado por Eric Siegel y Anthony Leondis; este último sería el director de la eventual película animada producida por Sony. Siegel es principalmente un actor y sus créditos de productor incluyen tres series de televisión: Men at work (2014), Family tools (2013) y Traffic light (2011). Leondis ha dirigido por lo menos cuatro proyectos animados: B.O.O.: Bureau of Otherworldly Operations (aún sin fecha de salida), Kung Fu Panda: Secrets of the Masters (corto-2011), Igor (2008) y Lilo & Stitch 2: Stitch Has a Glitch (2005).

En buena parte, la decisión de Sony de adquirir esta historia puede estar relacionada con que, según Fleming, hay otro proyecto similar que será comprado por un estudio rival. La repentina abundancia de este tipo de películas tiene que ver con que los emojis son una creación que está en el dominio público: nadie posee derechos de autor sobre este medio de comunicación, lo que quiere decir que, además del desarrollo del proyecto, los productores no deben invertir dinero en la adquisición de licencias de uso, por ejemplo.

Claro, además de no tener derechos de autor, tampoco queda muy claro qué otro atractivo tienen los emojis, aparte de su funcionalidad en comunicaciones digitales. Una película sobre estos símbolos parece una idea algo descabellada, quizá.

Lo que no quiere decir que los emojis son algo del todo inútil, tan sólo que tal vez no sean el mejor material para una narración en cine. Igual, este es un debate que debe esperar al estreno de la cinta.

Mientras tanto, una firma británica se encuentra desarrollando un sistema de contraseñas que no descansa en caracteres alfanuméricos, sino en emojis. Su hipótesis es que el nivel de recordación de imágenes es superior al de palabras, lo que podría simplificar todo el tema de acordarse de las varias contraseñas que hoy resguardan la vida digital de millones de personas. Este sería el primer sistema de claves que utilizaría esta tecnología en el mundo.

La compañía asegura que utilizar imágenes les permite tener casi tres millones y medio de combinaciones posibles, contra poco más de siete mil que se pueden lograr con dígitos que no se repiten (un requerimiento muy utilizado en claves de acceso bancarias, por ejemplo).

Hoy en día existen 700 emojis, aproximadamente, que han sido aceptados en el estándar Unicode: éste permite que los signos escritos en un lugar, bajo ciertas especificaciones técnicas de un mercado en particular, puedan leerse en cualquier lado y en cualquier dispositivo.

Los emojis no son lo mismo que los emoticones. Los primeros son dibujos que representan objetos o emociones, mientras que los segundos son usados exclusivamente para representar emociones faciales, así 🙂

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir