Monta el motor del Cayman de serie, el bóxer de seis cilindros y 3.8 litros.  Pesa 1.300 kilos, 340 kg menos que la versión normal.  Monta una transmisión de doble embrague y seis velocidades, con levas en el volante.

La marca de Stuttgart ha desvelado en el Salón del Automóvil de Los Ángeles su último ‘juguete’: el Porsche Cayman GT4 Clubsport. Homologado únicamente para circuito y no para carretera, monta el motor bóxer de seis cilindros y 3.8 litros que rinde 385 CV con un peso de 1.300 kilos, 340 kg menos que la versión normal.

Su transmisión presenta un cambio importante respecto al modelo de serie. el GT4 Clubsport incorpora un cambio de doble embrague de seis relaciones con levas en el trasero, así como diferencia autoblocante mecánnico en el eje trasero. Este Cayman hereda también de su hermano mayor, el 911 GT3 Cup la suspensión delantera, como los brazos transversales que incorpora la trasera, mejorada y más ligera. Sus frenos de competición están compuestos por cuatro discos de 380 mm de diámetro. En el sistema delantero las pinzas fijas de aluminio tienen seis pistones, mientras en el trasero cuatro.

Las llantas que incorpora este Cayman de carreras son de 18 pulgadas, preparadas para montar neumáticos Michelin de distintas dimensiones (25/64-18 en el delantero y 27/68/18 en el trasero). El deposito de combustible estándar es de 90 litros, aunque de forma opcional se ofrece de 70 o 100 litros. En su interior encontramos unos asientos tipo ‘baquet’, arneses de seis puntos y arcos de seguridad soldados.

El percio del Cayman GT4 Clubsport es de 111.000 euros sin impuestos, por lo que habría que añadir los correspondientes a cada país. Ya está disponinle desde Porsche Motorsport, en Weissach y a partir del próximo año se irá homolgando para distintas competiciones.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir