A la hora de adquirir un dominio en internet –es decir, una dirección-, una de las máximas para tener éxito es que sea fácil de memorizar, de pronunciar y de encontrar. Sin embargo, una gran firma tecnológica ha comprado uno que parece tan atípico como abcdefghijklmnopqrstuvwxyz.com.

Y si de por sí parece difícil de entender, la sorpresa puede ser mayor incluso al descubrir que el comprador de tan intrincado nombre es precisamente una que sabe muy bien de posicionamiento en buscadores. Sí, es Google, según puede verse en la página de registro de dominos Icann Whois.

Sin embargo, cuando te percatas de que lo que ha comprado es el alfabeto entero para una dirección, surge una asociación ya no tan extraña.

Google compró el dominio apenas unos días después de que saliera a Bolsa, Alphabet (alfabeto, en español), su nueva empresa matriz que alberga gran parte de los negocios del gigante de las búsquedas.

Eso explica mejor la compra de tan rocambolesco nombre.

Dificultades para encontrarle un dominio a Alphabet

La compañía pronto se dio cuenta de las dificultades de buscarle un domino en internet a su nueva estructura. No pudo registrar ni ABC.com ni alphabet.com,pues eran propiedad de la cadena televisiva estadounidense y de la automovilística alemana BMW.

Tuvo que conformarse con la dirección “abc.xyz”.

Google sorprendió a todos creando Alphabet, una nueva estructura empresarial para integrar sus negocios.

 

La compra parece un movimiento defensivo para que otros competidores no se apropien con oscuras intenciones del nombre, opina el medio especializadorecode.net.

Lo quiere evitar es que alguien se apropie de nombres parecidos con los que le pueda causar problemas a la marca, o que puedan llevar a confusión.

La única explicación que ha dado Google a la prensa es una escueta frase: “Nos dimos cuenta de que nos perdimos unas cuantas letras en abc.xyz, así que sólo estamos siendo cuidadosos”.

De momento, el dominio no conduce a ninguna página con contenido.

Dueño de Google.com por un minuto

Google sabe de la importancia de ser prudente con este tipo de cuestiones.

Hace unos días se supo cómo un extrabajador de Google llamado Sanmay Ved, compró el dominio Google.com por tan sólo US$ 12.

Captura de pantalla que mostraba cómo el dominio de Google estaba a la venta.Ved estaba buceando por Google Domains (su servicio de compra de dominios), y, curioseando, vio que Google.com, el dominio con mayor tráfico del mundo, estaba libre.

Aunque un minuto después la compañía canceló la compra.

El propio Ved ha reconocido ahora que el gigante tecnológico le ha dado una recompensa por advertirle de esta situación.

No ha especificado la cantidad pero asegura que la ha donado a organizaciones caritativas.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir