Trece muertes se le están achacando al sistema de botón de arranque o keyless en Estados Unidos pues un grupo de 28 personas argumentan que los fabricantes que lo ofrecen no advierten de un potencial peligro de muerte que tiene esta tecnología.

Los demandantes acusan que muchas personas cuyos carros cuentan con este sistema se bajan del vehículo dejando el motor en marcha y se llevan la ‘llave inteligente’ pensando que por la lejanía del dispositivo se apagaría la máquina.

Botón de arranque 02

Pero en la mayoría de sistemas que hay en el mercado esto no sucede y el motor continúa en marcha expulsando monóxido de carbono por cuya acumulación, en los garajes de las casas, dicen los demandantes, se han producido estas muertes por intoxicación con este gas.

Además de la acusación, se solicita una mejora en este dispositivo para que efectivamente se apague el carro una vez la llave esté a una distancia prudencial del mismo y que los carros con este sistema traigan una advertencia del riesgo.

Botón de arranque 01

Esta demanda, interpuesta ante el Tribuna Federal de Los Ángeles implicaría a más de una decena de marcas entre las que se cuentan
BMW, Fiat Chrysler, Ford, General Motors, Honda, Hyundai, Mercedes Benz, Nissan, Toyota y Volkswagen.

Habrá que esperar a la decisión de las autoridades pues en Estados Unidos existen más de 5 millones de vehículos con este sistema keyless, ya que se introdujo hace más de 12 años en ese mercado.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir