La empresa de seguridad informática Unisys se dio a la tarea de consultar con los usuarios colombianos qué tipo de transacción consideraban más riesgosa, las respuestas fueron sorpresivas.

El 34 % de los encuestados colombianos afirmó que los cajeros automáticos presentan un riesgo mayor a las otras cinco opciones presentadas en la encuesta.

Por otra parte, los pagos en línea realizados a través de computadores de escritorio o portátiles fueron clasificados como la segunda opción más riesgosa, con el 30 % de encuestados que identifican esta transacción como la más susceptible a los ciberataques.

La encuesta reveló un dato dicente: sólo el 8 % considera los pagos móviles como los más susceptibles a robos de información o dinero. Sin embargo, relativamente pocos de los encuestados ven las otras tres opciones como las más riesgosas. Con el 15 % las transacciones con tarjetas de crédito fueron seleccionadas como las más vulnerables, con el 13 % la banca móvil.

La desconfianza hacia los cajeros automáticos es mayor para las personas de más de 50 años de edad, mientras que para los adultos jóvenes (18 a 24 años) es considerada menos probable (25 %). Según el departamento de delitos informáticos de la Dirección Nacional del cuerpo de Investigación de la Fiscalía General de la Nación, durante el 2014 se presentaron más de 300.000 casos de tarjetas débito y crédito clonadas.

Además, el 30 % de los colombianos encuestados por Unisys también consideran altamente riesgosas las compras en línea utilizando computadores de escritorio o portátiles, lo cual refleja cierta resistencia y desconfianza, especialmente entre las personas de avanzada edad, a realizar este tipo de transacciones.

A nivel internacional, la empresa Kaspersky Lab también realizó una encuesta que reafirmó la misma percepción de los colombianos. El 46 % de los usuarios de internet cree que realizar sus operaciones bancarias directamente en el mostrador es más seguro que hacerlo en línea.

A pesar de estos temores, la mayoría de la las personas hacen algunos pagos en línea, pero no se preocupan por tomar medidas de seguridad incluso básicas, o que pone en riesgo su dinero y la reputación de los bancos.

Algunos consejos prácticos
La empresa Gemalto, experta en temas de seguridad móvil, compartió algunas recomendaciones para que los usuarios tengan en cuenta:

1. Accesos a sus portales virtuales

Cerciórese de que el banco le entregó accesos a sus portales virtuales. Es importante que esto ocurra porque la entidad financiera debe otorgarle al cliente sus privilegios. Además del usuario y la contraseña, la regulación bancaria en Colombia exige que los bancos implementen mecanismos de doble factor de autenticación, o un método por el cual el cliente al autenticarse asegure a la entidad que es él quien está accediendo o transando, y no un defraudador.

2. Actualizar periódicamente el antivirus

Una vez se tome la decisión de realizar transacciones por internet, asegúrese de que sus dispositivos están protegidos o libres de software maligno. En este sentido, procure actualizar el antivirus, para evitar cualquier intento de fraude.

3. No realizar operaciones en computadores públicos

Al estar de afán, se recurre a cualquier computador para abrir el portal de internet del banco y acceder a la cuenta, así sea únicamente para consultar el saldo. Acceder desde un equipo desconocido es totalmente inseguro, al igual que utilizar la red inalámbrica de centros comerciales y café internet, pues en el mínimo descuido, los datos confidenciales, claves y número de cuenta podrían terminar en manos de un delincuente.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir