A pesar de todas las bondades de la tecnología, su avance ha llevado a que pongamos en peligro la sustentabilidad de la vida en la Tierra por la acción de los gases de efecto invernadero.

Afortunadamente los gobiernos e instituciones del mundo se han dado cuenta de esto y han comenzado a invertir en nuevas formas de obtener energía que no perjudiquen el ambiente.

Por ello se ha desarrollado todo tipo de tecnologías que buscan revertir la huella que ha dejado la actividad humana y que pueden sostenernos sin el uso de combustibles fósiles.

En este sentido, una de las prometedoras es el uso de la energía eólica, aprovechar la fuerza del viento para impulsar turbinas y generar electricidad.

Esta tecnología tiene un bajo coste y un impacto negativo en el ambiente prácticamente inexistente. Es decir, es una de las pocas tecnologías que funciona en perfecta armonía con el medio ambiente sin poner en peligro ecosistemas naturales, como sí lo hacen otras.

Por qué optar por la energía eólicaLa energía eólica trabaja con un instrumento muy sencillo conocido como aerogeneradores, que son especies de molinos de vientos; pero que a diferencias de estos, los aerogeneradores trabajan con un generador eléctrico que transforma la energía cinética del viento en energía eléctrica, a través de las hélices y un alternador.

Un grupo de estas turbinas se colocan donde la incidencia del viento sea mayor, como los desiertos o las costas, con un inversión que solo estriba en su instalación. Estos aparatos apenas necesita mantenimiento.

Muchos son los beneficios que otorga el uso de la energía eólica. Entre los que se pueden enumerar están:

  1. A diferencia de otras energías, la eólica es renovable.
  2. Su aplicación es cien por ciento sustentable, es decir, contribuye al cuidado del medioambiente.
  3. No produce emisiones de sustancias tóxicas que contaminen el aire.
  4. Prácticamente es infinita.
  5. Es un factor positivo en la economía puesto que produce nuevo empleo.
  6. Es una de las tecnologías de bajo coste más eficiente para producir energía eléctrica.
  7. No pone en peligro la vida futura de la especie humana.

energía eólica

A diferencia de la energía solar, que es poco eficiente, o la hidroeléctricas que requieren grandes volúmenes de agua, la energía eólica puede ser usada en cualquier lugar con viento y es accesible para casi todos los países del mundo.

Este podría ser, en definitiva, una de las tecnologías que cambien al mundo.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir