Hacker”, una palabra que en los últimos años ha tomado gran importancia en la sociedad, ya sea por estar más presente en las noticias diarias o porque poco a poco el mundo se vuelve digital. Pero ¿sabes realmente lo que significa? 

El mundo de las películas nos ha enseñado que un hacker es una persona dedicada a hacer el mal a través de su computadora, tecleando sin parar en un cuarto obscuro hasta que obtiene lo que quiere, pero esta definición no podría estar más equivocada. Hoy te contamos cinco mitos de los hackers que deberías olvidar.

Los hackers siempre buscan el mal

Los hackers no buscan el mal en absoluto, quizá antes un grupo grande de ellos lo hacía pero en la actualidad existen más hackers ‘éticos’ que crackers (término usado por ellos mismos para definir a un hacker malicioso), tan sólo hace falta ver conferencias como DefCon para darnos cuenta de eso.

Viven de cometer delitos

La mayoría de los hackers son personas como tú y como yo, aunque con conocimientos más avanzados en programación, lo que es valioso para muchas empresas que regularmente buscan talento en comunidades de hackers. Si un hacker es bueno seguramente tiene un trabajo de seguridad informática que es muy bien remunerado.

Viven alejados de la sociedad

Se nos ha enseñado que los hackers de películas son personajes antisociales que pasan el día frente a una computadora, con una bolsa de frituras y una soda, esto no es cierto (en la mayoría de los casos).

Muchos hackers son personas comunes y corrientes, tienen amigos y salen a divertirse los fines de semana, no hay diferencias con respecto a una “persona normal”.

Hackean cuentas de famosos

Cientos de veces hemos visto a famosos decir que fueron hackeados, aunque regularmente sucede luego de publicar una opinión impopular ¿coincidencia? No.

Piénsalo así, si un hacker tiene el poder para vulnerar la seguridad de una red social y acceder a la cuenta de un político famoso ¿realmente lo haría para dar una opinión? ¿Qué beneficios tendría si hace eso?

Te espían a través de la webcam

Si bien es cierto, los crackers pueden acceder a tu portátil y encender la cámara sin que te des cuenta, esto no sucede a menudo. A menos que tú mismo descargues e instales el software con el que podrían acceder, no hay posibilidades de que lo hagan.

También debes entender que si alguien ha logrado ingresar a tu computadora es más probable que busque información que lo beneficie a que te mire por la webcam mientras navegas.

¡Compártelo en tus Redes!

Compartir